1 2005maldonado nuevofoto figueredo

El diputado Federico Casaretto solicitó en la pasada sesión de la Cámara de Representantes, que los legisladores frenteamplistas -especialmente los de Maldonado- se definan públicamente acerca del proyecto de ley sobre “Zonas Económicas Especiales” que enviara hace unos meses al Parlamento el Ministro de Economía y Finanzas Cr. Danilo Astori y que permitiría la instalación en Punta del Este de una “Ciudad de la Salud”.

“Hace unos días se ha conocido a través de la prensa, que varios legisladores frenteamplistas están preocupados por este proyecto del Ministro Astori”, dijo el legislador. “Algunos temen que exista una corrida de profesionales hacia este megaproyecto. Si es así, para eso está el Parlamento, para crear normas que prevengan estas cosas. Ahora bien, cuando aparecieron los colegios privados, las escuelas públicas no quedaron sin maestros. Cuando aparecieron los sanatorios privados, los hospitales públicos no quedaron sin médicos ni enfermeros. Es más, esta competencia hizo que se formaran más y mejores técnicos y profesionales”, estimó.

Casaretto aclaró que “se trata de un megaproyecto que se desarrollaría en Maldonado, en un área de 42 hectáreas, con una inversión estimada en U$S 200 millones y que daría trabajo a unas 7.000 personas. Esto es muy bueno para el Uruguay y para Maldonado, que en las últimas décadas ha recibido a decenas de miles de compatriotas que buscan un futuro mejor, y que hoy pasa por una recesión, teniendo los asentamientos más grandes, los peores índices de inseguridad y la mayor tasa de seguros de paro del interior del País” agregó.

“Lo que más nos preocupa son las posiciones de algunos sectores del Frente Amplio que históricamente se han opuesto a los beneficios tributarios a emprendimientos privados o extranjeros, simplemente por una cuestión ideológica. Son los mismos que se opusieron a que Uruguay firmara un TLC con EEUU, son los mismos que se opusieron al Hotel Conrad diciendo que traería prostitución y generaría vicios, son los mismos que se opusieron a avances tecnológicos como el Tomógrafo de Positrones (PET) o el robot Da Vinci para intervenciones quirúrgicas, sólo porque quienes los traían eran instituciones privadas antes que las públicas. Esperemos que esta vez no se impongan, como ha sido costumbre, ante la postura del Ministro Astori que inteligentemente apuesta a la radicación de inversiones como forma de acelerar una economía que está por demás enlentecida”, concluyó.

Reunión

Mientras tanto, el subsecretario de Economía, Pablo Ferreri, y el ministro de Salud, Jorge Basso, se reunieron este miércoles con la bancada del Frente Amplio para tratar el proyecto de ley que crea las zonas económicas especiales (zonas francas) por materias, tanto de entretenimiento como de salud. Esta última temática fue la que generó temores.

Según una crónica del diario El País, Ferreri explicó en la instancia que hay interesados para construir una “ciudad de la salud” en Punta del Este, por medio de la creación de clínicas de alta gama, pero aclaró que no se trata de “un proyecto hecho a medida”.

Los senadores y diputados del Fa aprovecharon el encuentro para opinar sobre la pertinencia de habilitar clínicas “vip” de salud especializadas por fuera del Sistema Nacional Integrado de Salud.

El senador comunista Marcos Carámbula estimó que un proyecto de estas características “perfora” el sistema sanitario, dado que en un mismo departamento un paciente de buen poder adquisitivo podrá acceder a servicios y medicamentos de alto costo y otro no tendría derecho, dijeron al matutino, participantes del encuentro. Las senadoras Constanza Moreira (Casa Grande) y Patricia Ayala (MPP) también plantearon sus reparos.

En tanto, el diputado astorista Enrique Gallo dijo al diario El País que el proyecto que crea las zonas económicas especiales “es una herramienta para atraer más inversiones”. En lo que respecta a los parques temáticos, Gallo dijo que de concretarse deben quedar bajo la órbita del Ministerio de Salud.

Los legisladores terminaron acordando crear una comisión para limar las diferencias internas. El senador Leonardo De León (lista 711), dijo que habrá que analizar si el emprendimiento proyectado en Maldonado afectaría a los actuales prestadores de servicios de salud públicos y privados. “El objetivo de todos es generar más empleos, pero también hay que analizar bien el funcionamiento de las zonas francas y hacer una evaluación de cómo han impactado y que no se afecte el sistema de salud”, indicó.

Contenido publicitario