El sábado pasado en horas de la noche, poco después de las nueve y media, un empresario de 55 años de edad fue baleado en la puerta de su casa sita en el barrio Los Aromos. Pero los ladrones debieron huir sin llevarse mientras el herido fue internado y quedó fuera de peligro.
El damnificado es un conocido comerciante de la avenida Aiguá que regresaba a su domicilio con la recaudación del día cuando lo interceptaron dos hombres en moto. Los desconocidos exigieron al hombre que entregara el dinero y como se resistió uno de los ladrones le disparó. La bala lo hirió en una mano y en la pierna. La policía investiga el hecho.