El agua potable comenzó a llegar al asentamiento “Mario Benedetti”, donde residen más de 400 familias. Lo mismo está ocurriendo en “El Tizón”, “Los Eucaliptus” y “Nueva Esperanza”. Dos cooperativas, La Carolina y Los Luchadores, fueron contratadas por OSE y vienen trabajando activamente para dotar de agua potable a los habitantes de estos asentamientos. Más de la mitad de los vecinos ya cuentan con este servicio y se estima que llevará otros seis meses para que llegue a todos.
Hasta hace un tiempo el agua llegaba al lugar a través de un caño que había sido instalado por la Intendencia, pero el caudal que tenía era insuficiente y la “presión era muy escasa; algunos vecinos tenían que esperar hasta las 3 de la mañana para bañarse” explicó Carlos Corbo, secretario de la cooperativa social La Carolina, a la emisora FM GENTE. “Hoy le estamos dando a la gente el servicio que corresponde”, afirmó.
En Los Eucaliptus hay más de 1.600 familias. Y entre el Benedetti y El Tizón debe haber 600 o 700 más, explicó Corbo, “a cada familia se le brindan 15 mil litros por mes, a una tarifa mínima de 115 pesos. “Ya llevamos unas 700 conexiones, en Los Eucaliptos ya tenemos medio barrio cubierto”.

Con camiones
Por su parte, el director de Vivienda de la IDM, Alejandro Lussich, explicó que al asumir la actual administración se recibió un planteo para dotar de agua potable a los asentamientos Benedetti y el Tizón, que se abastecía con camiones cisterna que pagaba la IDM. El costo era “escandaloso”, pues alcanzaba unos 100 mil dólares por año. Así las cosas, se resolvió realizar la conexión de un caño de OSE hasta el lugar, que tuvo un costo de 12 mil dólares.
“El caño se llevó hasta la entrada. Y a partir de ahí los vecinos pudieron conectarse, en ese acuerdo con OSE. No ingresamos al barrio porque es propiedad privada, aunque está ocupado. Es distinto con lo que ocurre con los Eucaliptus, donde el predio es propiedad de la IDM. Y lo que era privado, se expropió”, explicó.
Ahora OSE contrata esas cooperativas para que cada vivienda haga un contrato individual, y que cada uno de esos vecinos regularse su situación y empiece a pagar el agua potable. Es un proceso que cierra en este periodo de gobierno”, agregó.

La luz también
Lussich informó que los servicios de UTE en Los Eucaliptos también se están regularizando, luego de haber dejado sin efecto “una resolución de la administración de Oscar de los Santos, que prohibía hacerlo. Eso generaba muchos problemas para la propia UTE, porque tenía unas 800 familias ‘colgadas’ de los servicios de energía eléctrica”, destacó.
“Para nosotros es importante ir llevando a los habitantes irregulares a una situación de regularidad; de a poco, paulatinamente”, remarcó. La idea es “regularizarlos totalmente, mediante los planes del Ministerio de Vivienda”, para eso ya hay proyectos y se viene trabajando en este sentido, indicó.

 

Contenido publicitario