El magistrado penal de 4º turno dispuso la condena de un hombre de iniciales H.D.P.R. como autor penalmente responsable de dos delitos de desacato en concurso formal, con dos delitos de violencia doméstica agravado en régimen de reiteración real entre sí. Pasará doce meses de prisión a cumplirse en régimen mixto: tres meses de prisión efectiva y nueve meses bajo la modalidad de libertad vigilada intensiva con las obligaciones de residir en domicilio especifico, someterse al plan de intervención de la OSLA, la obligación de presentarse una vez por semana en la Seccional Policial de su domicilio, prohibición de comunicación y acercamiento con la victima por un radio de 500 metros y portar un dispositivo de monitoreo electrónico (tobillera).
Hace varios meses, el 29 de setiembre, un móvil policial concurrió a una vivienda de la calle San Carlos a causa de un problema familiar. En el lugar se avistó a una mujer, afuera de la casa, que manifestó que tenía problemas de convivencia con su pareja, que estaba allí y se negaba a retirarse. Los agentes trasladaron a los dos a la Unidad de Violencia Doméstica, donde se adoptaron medidas.
El pasado domingo se supo que el hombre no cumplía esas medidas y que estaba amenazando a la mujer. Lo detuvieron y ya está pernoctando en Las Rosas.

Otro
El magistrado también condenó a un un hombre de iniciales J.H.F., como autor penalmente responsable de reiterados delitos de desacato a la pena de seis meses de prisión, con descuento de la detención sufrida, a cumplirse en régimen de libertad vigilada durante todo el lapso de pena. Deberá llevar tobillera y no acercarse a menos de 500 metros de la mujer, entre otras cosas.
El 22 de agosto del pasado año una mujer se presentó en la Unidad Especializada en Violencia Doméstica y denunció a su pareja por agresiones verbales y psicológicas.
La señora manifestó que hace 17 años que están juntos, que tienen dos hijos en común de 15 y 9 años, y que ella crió a cinco hijos del hombre, que ahora son adultos.
Realizadas las actuaciones correspondientes y tras varias intervenciones e incumplimiento de las medidas dispuestas, el hombre fue sometido a la justicia.