Se trata de Hernán Umpierre y Fernando Diz, de 20 y 21 años respectivamente quienes integran el equipo olímpico clase 49ER, una disciplina que desde Sydney 2000 viene cobrando popularidad por ser un barco muy exigente, rápido y peligroso.
Umpierre y Diz se conocieron hace muchos años, navegando en la clase Optimist. Participaron en mundiales y en sudamericanos donde se hicieron amigos y decidieron unir fuerzas para dedicarse de lleno a la Vela ligera profesional. Empezaron navegando en la clase 29er para luego saltar a las grandes ligas y dedicarle todos sus esfuerzos a la clase más popular y atractiva del mundo, los 49ers. Estos veleros modernos parecen mantarrayas voladoras y poseen una superficie vélica exagerada para su eslora lo que obliga a los tripulantes a usar un arnés para contrarrestar la fuerza que hacen las velas, por lo que a simple vista parece que van volando parados en la banda del barco a velocidades que rondan los 20knts (37km/h).

Trayectoria
A lo largo de su corta carrera, obtuvieron importantes logros como consecuencia de su participación en competencias internacionales alrededor del mundo. Fueron Campeones Europeos sub 21, lograron la Medalla de Bronce Europea en la sub 23, fueron Vice campeones Españoles Open (primera categoría de adultos), Medalla de Bronce en el Sudamericano Open y Campeones en la semana de Buenos Aires.
En Uruguay son los únicos que compiten en esta clase, lo que los obligó a tomar la decisión de mudarse a España donde estudian en la Universidad de Cádiz. Esta decisión de vida fue vital para entrenar en flota (barcos iguales) y alcanzar el máximo nivel competitivo, como también para afrontar los costos de los traslados a las competencias más relevantes (que en su mayoría son en el viejo continente); pero ellos no pierden sus raíces y regresan a Maldonado siempre que pueden a ver a sus familias y juntar fuerzas para continuar este arduo camino del deporte profesional.

En casa
Siempre eligen Punta del Este y la Bahía de Maldonado para entrenar ya que ésta posee condiciones ideales para el entrenamiento de alta performance; la combinación de océano (olas) y viento es tan variada que los navegantes encuentran distintos escenarios para entrenar lo que amplía sus habilidades enormemente y los prepara para cualquier escenario posible en las competencias.
Entrenan con su entrenador Guillermo Moreira, quién también es uruguayo y los acompaña a las competencias alrededor del mundo.
Estos jóvenes, que hoy están en Polonia, buscando lograr ganar el Campeonato Mundial Junior, tienen varias metas trazadas para este año y los siguientes. Entre ellas, competir en el Mundial Open en Medio Oriente e ir a las Olimpiadas en 2024 en París.
En su horizonte está lograr una medalla olímpica para Uruguay y ser Embajadores de Punta del Este y Maldonado en los escenarios más competitivos de la vela mundial.

El equipo se encuentra “conociendo la Cancha”, entrenando todos los días y realizando trabajos de mantenimiento y puesta a punto.
Han estado navegando con el equipo alemán (que son alrededor de 8 barcos), noruegos, croatas y con nuestros hermanos argentinos.
Las regatas arrancan el 7/7 y terminan el 11/7.

Comenta Guillermo Moreira (coach) –“Las sensaciones son buenas, vamos de a poco sacando conclusiones con el trimado (ajuste) del mástil y eso nos hace ir más cómodos y creemos que ajustando los últimos detalles vamos a llegar de la mejor forma posible.”-

Para seguirlos, su cuenta de Instagram es @Ud_sailing

Fotos: @OLI.FLOWS