PATRULLASUna mujer, madre de dos niñas y su pareja, padrastro de las jóvenes y poseedor de antecedentes penales fueron enviados a prisión tras ser hallados responsables de inducir a las menores a robar -o punguear- en establecimientos comerciales de Punta del Este.

Las cosas fueron descubiertas por casualidad. El 6 de enero la Unidad Especializada en Violencia Doméstica de Maldonado fue informada por personal de la Seccional Décima de Punta del Este de que un sujeto de 35 años de edad se hallaba detenido por ocasionar un incidente con un menor. El individuo fue registrado y se le halló un celular marca Samsung que había sido hurtado en Montevideo; la denuncia del hecho había sido radicada en la Seccional 9ra.
Dentro del celular se hallaron fotografías de dos menores que presumiblemente se encontraban vinculadas a algunos hechos delictivos ocurridos en jurisdicción de Seccional Décima, por lo que el detenido fue derivado a esa Unidad para su averiguación.
Prosiguiendo con las averiguaciones se pudo determinar que este individuo ya había sido detenido con su pareja y una menor de 16 años, quien posee varias intervenciones por hurtos en supermercados.
De acuerdo a la información recabada la menor poseía” rasgos de similitud como autora de un hurto denunciado por una mujer, hecho ocurrido en un local de Farmashop, ubicado en calle Gorlero, de donde sustrajeron un perfume”. Luego de exhaustivas indagaciones se determinó que la menor había dado al detenido el celular en cuestión.

Las pungas

A todo esto, la Policía esteña se comunicó con el personal de la Brigada de Hurtos de la Seccional Segunda. Estos concurrieron a una finca ubicada en aquella ciudad, donde fue detenida una mujer mayor de edad.
Más tarde, la menor de 16 años de edad declaró que ella y su hermana, de 11 años, hurtaban billeteras en la modalidad de punga en un supermercado de la jurisdicción de Punta del Este. La adolescente expresó que el detenido la incitaba a que cometiera los ilícitos. Más tarde, en base a sus declaraciones se pudo establecer que había sido la autora de un hurto en un supermercado de la zona.
Una vez de finalizadas las instancias judiciales, este miércoles la magistrado actuante en el caso dictaminó el procesamiento con prisión de Gerónima Joselin Figueredo Medina, de 40 años de edad, poseedora de antecedentes penales, por la comisión de un delito de Omisión de los Deberes Inherentes a la Patria Potestad, y el procesamiento con prisión de Pablo Denis González, de 35 años de edad, poseedor de antecedentes penales en otro departamento. El sujeto fue acusado de la comisión de un delito continuado de Violencia Privada y un delito Continuado de Hurto, éste en calidad de coautor en reiteración real.

Investigan presunto secuestro

Mientras tanto, efectivos de la Seccional Duodécima de La Barra se encuentran investigando un presunto intento de secuestro denunciado por dos mujeres mayores de edad.

Las mujeres narraron en la comisaría que el pasado 6 de enero se hallaban haciendo dedo en una parada de ómnibus del balneario, cuando se detuvo para llevarlas el conductor de una camioneta marca Volskwagen tipo Amarok.

Las mujeres subieron voluntariamente a la caja exterior de la camioneta y el vehículo reinició su marcha y tomó la Ruta Nº 104. Como el chofer tomó por caminos que no conocían, las mujeres le solicitaron que detuviera su marcha. Ante la supuesta negativa del chofer, una de las femeninas decidió saltar de la camioneta. El hecho hizo que el hombre detuviera su marcha, lo que la otra chica aprovechó para descender. Luego de ello el conductor se retiró del lugar.

El hecho fue puesto en conocimiento del juez letrado de la Sede Penal de 2do Turno. El magistrado se dio por enterado y dispuso que se le informara de cualquier novedad.

Contenido publicitario