En horas de la noche del miércoles, la Policía tomó conocimiento de que en el Camino de los Gauchos se había intentado cometer una rapiña a un funcionario policial. El agente salía de un local comercial cuando fue interceptado por dos desconocidos que le solicitaron dinero. El hombre se negó y cuando los desconocidos se percataron de que se trataba de un policía le efectuaron disparos. El funcionario repelió la agresión y dio en el blanco, pero también resultó herido. Personal médico llegó al lugar y lo trasladó a un nosocomio privado. Su diagnóstico primario fue de “herida de disparo de arma de fuego en omóplato derecho sin salida con fractura de costilla, sin riesgo de vida”.

En el lugar se encontraba otro individuo herido, presuntamente uno de los autores del hecho. Los facultativos fueron a asistirlo pero solo constataron su fallecimiento. Al lado de su cuerpo había un revólver. El otro delincuente se dio a la fuga.