“Queremos plantear una inquietud debido a la gran cantidad de jóvenes que están utilizando patines y patinetas, que vemos como un grave problema”, así comenzó su ponencia del pasado martes el edil nacionalista Osvaldo Matteu. El planteo se refirió a diversos asuntos, pero el legislador insistió en primer lugar con el calzado deslizante, porque no ha sido posible controlar las dificultades que causan los patinadores a quienes se desplazan en autos, camiones o motocicletas. Habría que completar una ciclovía, estimó, porque hay quienes obstruyen el paso del tránsito pesado.

“Justamente, en el día de hoy, veíamos a un jovencito en patines rumbo a Punta del Este, obstruyendo el tránsito de camiones cargados con cemento y otras cosas, que tenían que frenar porque este jovencito iba por Bulevar Artigas hacia el este”, dijo el edil. “Esto constituye un grave peligro que debemos denunciar desde aquí, a quien corresponda, porque creemos que en esto va la vida de muchos jóvenes que están utilizando ese medio de transporte; pero también va la vida de los choferes, que en cualquier momento se van a encontrar con la sorpresa de una muerte y después hay que esperar a que la Justicia dictamine qué puede pasar”, señaló.

Espacio propio

Matteu estimó que “es momento de atender estos casos, los que estamos viendo a diario, y creemos que se tienen que encontrar los espacios, los lugares, para que puedan transitar. Pensábamos también que tenemos la posibilidad de hacer una ciclovía desde Punta del Este, desde el Enjoy; está entrecortada, pero llega casi hasta Córdoba. Sería bueno poder completar esos espacios ya que hay una ciclovía ‒que en una primera instancia pudiera ser hasta la cancha de Defensor, la rotonda del Defensor‒, dándoles a estos jóvenes la posibilidad de que no arriesguen tanto su vida cuando andan en patines, así como a los que utilizan la patineta como medio de transporte”, indicó.

“Vemos que, de pronto, por una calle de Maldonado va un joven en patineta, salta de ella agarrándola con la mano y el conductor no sabe qué hacer con esa persona que tiene adelante. Creo que habría que reglamentar todo este tipo de cosas para el bien de la salud de toda esa gente que está expuesta, porque uno va en un vehículo ‒en un camión o en un ómnibus‒ y, lamentablemente, puede ocurrir un accidente en cualquier momento; creo que es muy grande el riesgo que están corriendo de que los pasen por arriba”, señaló.

“Desde aquí queríamos hablar sobre ese tema porque vemos que es algo muy importante, que se debe estudiar y ver qué es lo que se puede hacer. Considero que faltan muy pocos tramos para terminar la ciclovía, son pocos los espacios que van quedando por hacer desde el Enjoy hasta Maldonado, hasta la rotonda del Defensor. Estamos hablando de que son cinco kilómetros de ciclovía que podrían servir perfectamente para el patinaje, para la gente que le gusta andar en bicicleta, para que se sienta segura, porque hoy por Bulevar Artigas es imposible transitar ‒uno usa la bicicleta a nivel deportivo y quizás tiene un poquito más de dominio que las personas que solo salen a pasear y no la conocen mucho–. Creo que una ciclovía en ese tramo estaría solucionando muchísimas cosas, ayudando a la gente que anda en patines, a la que sale a correr por los canteros ‒lamentablemente ha habido muchos accidentes‒, a que quizás lo puedan hacer por una ciclovía, por un costado con pasto; creo que estaríamos ayudando y mucho”, añadió.

Tinieblas en el centro

El legislador nacionalista también se refirió al estado “del centro de Maldonado que sigue tan desastroso como cuando asumió nuestro gobierno”. “Ayer (lunes) me encontré con la sorpresa de que en Ituzaingó y Dodera, a las 15:00 había dos personas durmiendo, tapadas con cartón ‒en Maldonado, dos personas durmiendo a las 15:00 o las 16:00‒; siento que es lamentable que tengamos que soportar eso, que gente que no es de acá ‒y no digo que no pueda venir, que venga, si aquí se cobija a todo el mundo‒ agarra el centro de Maldonado para dormir… ¿Qué vamos a hacer cuando vengan turistas, con la gente que después de las 17:00 o las 18:00 está cuidando coches en la plaza de Maldonado? Que no es uno, sino que son muchos”, afirmó.

“Desde la Junta se ha trabajado y denunciado, hemos trabajado en proyectos para los cuidacoches, pero lamentablemente todo sigue igual ‒todo sigue igual‒; hay que ser honesto. La gente no quiere ir al centro, el centro sigue a oscuras, los locales siguen vacíos; creo que hay que implementar algo ‒lo vengo diciendo desde hace mucho tiempo‒, hay que darles una oportunidad a los comerciantes para que iluminen esos locales ‒hay que hacerlo de alguna manera‒, haciendo algún programa, algo para que la gente venga y encuentre que Maldonado tiene un centro… Los turistas vienen y encuentran dos comercios abiertos para tomar un café, hacen una cuadra y se terminó el centro de Maldonado; está a oscuras y lleno de mugre. Lamentablemente ha faltado trabajo ‒falta‒ y seriedad con respecto a ese tema. La plaza de Maldonado está habitada por gente que, lamentablemente, tiene aspecto raro, aspecto feo, que seguramente no tiene dónde estar y se sienta en la plaza a fumar, a pelearse con los transeúntes y con la gente que pasa, porque no le dan una moneda. Creo que hay cosas para arreglar en Maldonado y esa es una parte importante en la que debemos estar todos. Como siempre digo, sin colores políticos, porque aquí el logro no es con colores políticos sino que Maldonado esté mejor, se vea lindo, que la gente lo visite, que tenga un centro, atractivos donde ir, pero realmente no los hay”, añadió.

En efecto, es muy frecuente hallar la plaza de Maldonado completamente a oscuras. La peatonal Sarandí está muy poco iluminada porque los faroles son de baja potencia y muchos comercios ahorran energía dejando sus vidrieras a oscuras.

 

Alta velocidad en calle Simón del Pino

El edil Osvaldo Matteu también informó de un lamentable accidente de tránsito que ocurrió en la calle Simón del Pino. Dijo que es frecuente que esa calle se use como “Pista de autos y motos” y dijo que hace poco “atropellaron a dos niños y, lamentablemente, uno de ellos estaba muy, muy mal”. “Desde aquí queremos pedir algún tipo de reductor de velocidad en toda la calle Simón del Pino. Es imposible entrar a esta calle desde cualquier lugar; es imposible. Vamos a aprovechar este tiempo –tenemos la oportunidad de pedirlo y exigirlo– para solicitar, como mínimo, el estudio de esto. De la Escuela que está en Calle 7 y Simón del Pino salen muchos niños, o sea, en el Barrio Odizzio. No podemos seguir permitiendo que pasen estas cosas: personas mayores y niños no pueden cruzar la calle porque son atropellados. Debemos buscar la vuelta para implementar un reductor de velocidad en esa zona y bregar por nuestros niños y jóvenes, por todas las personas”, afirmó.

Contenido publicitario