Una Resolución firmada por el jefe comunal Enrique Antía, la Nº 03745/2019, dispuso que este año las becas estudiantiles se pagaran de abril a noviembre en vez de marzo a diciembre, lo que llevó al legislador frenteamplista Joaquín Garlo a plantear este martes el asunto en la Junta Departamental. “Desde siempre, el beneficio (de las becas) era otorgado desde marzo hasta diciembre de cada año, o sea los meses en los que se concurre a clase, los meses que corresponden al año lectivo. Pues bien, este año el Intendente Antía resolvió con su firma que se recortaran las becas, otorgándose solamente desde abril a noviembre, como si en marzo y diciembre las y los estudiantes no fueran a clase, no tuvieras parciales o exámenes”, cuestionó. A juico del edil opositor, “una vez más, Antía y el Partido Nacional recortan políticas sociales fundamentales para la población del departamento”.
“¿Acaso es por un problema de recursos que se efectúa este recorte? -se preguntó. De ser ese el argumento de la Intendencia sería muy vergonzoso, teniendo en cuenta que con los gastos innecesarios que se han efectuado en los últimos años no sólo se cubrirían los dos meses que se dejan de abonar, sino que además se mejoraría el monto que se otorga. Un simple ejemplo: como hemos denunciado en este Plenario, Antía ha gastado más de 350 millones de pesos en contrataciones ilegales (unos 11 millones de dólares), una de ellas la compra de las luces para iluminar las esculturas de la Parada 1 de Playa Brava. Se gastaron en ese caso casi $12 millones de pesos, solo por unas cuantas luces. Con la mitad de esa compra se cubriría el pago de las becas correspondientes a marzo y diciembre”, indicó.

Vaquitas
“A esto debemos sumar que recién se paga lo correspondiente a los meses de abril y mayo, en forma retroactiva, a partir del día 13 de los corrientes. Nos contaba una vecina cómo desde marzo hacen una vaquita entre los integrantes de su familia para que su sobrino pueda pagar los pasajes e ir a estudiar a la Escuela Agraria de Trinidad”, aseguró.
“Hay otro punto que no es menor, y es el monto de las becas que se otorgan. En el año 2018, aquellos estudiantes que estudiaran fuera del departamento recibían una suma de $6000, y los que estudiaran dentro del departamento una suma de $5000. Nos encontramos con la sorpresa de que este año las sumas son las mismas. Parece ser que para la Intendencia de Antía la inflación no existe, si bien es cierto de que la misma se encuentra muy controlada, la inflación respecto al año 2018 fue del 8%. Los $6000 pesos que se pagan en 2019 valen 8% menos que los $6000 que se pagaban en 2018. Así como los salarios se ajustan generalmente por IPC, las becas también deberían considerar estos indicadores para que sean verdaderamente justas”, estimó.
Por lo demás, el edil recordó que la IDM también había recortado el período de contratación a los docentes de la Dirección de Cultura y acusó a la actual administración de realizar “un desmantelamiento de los servicios prestados a la población del Departamento en materia educativa y cultural”.
“Ahora nos enteramos además que la Intendencia dejó de otorgar boletos de ómnibus a las y los estudiantes de la EMAE, la Escuela de Arte Escénico que funciona en la Casa de la Cultura. En el caso de aquellas y aquellos estudiantes que viven en Piriápolis, Balneario Buenos Aires o Pan de Azúcar, por ejemplo, la Dirección de Cultura gestionaba boletos gratuitos para que pudieran concurrir a clase. Según nos informan docentes y estudiantes, el Director Céspedes les comunicó que este año no había boletos para nadie. La realidad es que muchas y muchos de ellos no pueden costear los viajes diarios, por lo que se están planteando la posibilidad de abandonar sus estudios”, indicó, por lo que “la situación es verdaderamente grave”.
“Con total impunidad, y de forma totalmente hipócrita, Antía como precandidato a la presidencia, anda diciendo por ahí que ‘la educación y la cultura serán el motor que nos pongan rumbo al desarrollo’, que aumentará el gasto en políticas sociales. La realidad demuestra que en su gestión aquí en Maldonado recorta las políticas sociales y que muy poco le importa la educación y la cultura”, dijo Garlo.
“Nos preocupa mucho todo esto que está sucediendo, que afecta a poblaciones vulnerables de nuestro Departamento, que realmente necesitan una mano, y que la Intendencia actualmente se las está sacando. Es por ello que planteamos a la Junta se envíe una minuta de comunicación al Sr. Intendente, con el respaldo de los tres partidos que tenemos representación en el cuerpo, para que se revean las medidas adoptadas y se frene el desmantelamiento de las políticas sociales, educativas y culturales en Maldonado”, añadió. Al finalizar, Garlo propuso elevar una minuta en nombre de todos los partidos representados en la Junta para pedirle al intendente que revea esta decisión, lo que fue votado afirmativamente por ediles de los tres partidos, con la excepción de los curules de la lista 44 de Elisabeth Arrieta.