Edil denuncia depredación de la fauna en la zona del humedal y el Parque Indígena

 

El edil Walter Plada aseguró que, según versiones de prensa, la zona del Humedal del Arroyo Maldonado está siendo “vandalizada” por un grupo de adolescentes cuyo entretenimiento favorito es dedicarse a la matanza de aves de esa zona. A su entender, las autoridades deberían intervenir y delimitar y proteger el área para evitar el acceso de los depredadores.
Plada comenzó por recordar que en el Parque Indígena “se puede observar y estudiar una gran cantidad de especies nativas, disfrutar de los hermosos parrilleros y realizar actividades al aire libre, como caminatas por el monte nativo”. Según aseguró, la comunicación del monte “con el humedal, el arroyo y la costa marítima cercana atraen a centenares de especies de aves que habitan, edifican o migran por esta zona, como también a una importante cantidad de mamíferos que se alimentan y refugian en el parque. Este parque, único en el país, es frecuentado por estudiantes del Jardín Botánico de Montevideo, de la Universidad de la República y de varios cursos particulares sobre especies nativas de nuestros montes”, comentó.
“También varios guías de observación de aves realizan tours en el parque y en los humedales circundantes, trayendo a turistas nacionales así como también a muchos extranjeros que hacen del avistamiento de aves una actividad turística en sí misma.
Dadas todas esas actividades y atracciones, el parque hoy se encuentra sobrecargado de visitantes, principalmente los fines de semana. Además, despierta un incrementado interés, tanto dentro como fuera del departamento de Maldonado”, explicó.

“Falta de compromiso”
No obstante, dijo saber que últimamente “la zona del Humedal del Arroyo Maldonado está siendo vandalizada por un grupo de adolescentes cuyo deporte consiste en la matanza de aves que allí habitan. El grupo COA ha denunciado el hecho y nos recuerda que esta zona fue declarada como reserva departamental bajo el título de ‘Ecoparque’ durante la Convención de Ramsar del año 2015”, señaló.
“Dicha Convención refiere a un tratado intergubernamental en el que participan ciento sesenta y ocho países y sirve de marco para la acción nacional y la cooperación internacional en pro de la conservación y del uso racional de los humedales y sus recursos. Evidentemente ‒y lo reiteramos, porque ya fue denunciado por mí anteriormente‒, lo que está ocurriendo en este caso es la falta de compromiso de las autoridades departamentales para implementar las medidas mínimas necesarias para preservar este ecoparque”, estimó.
Plada consideró necesario “delimitar claramente mediante alambre de ley el perímetro de la zona a preservar, colocar cartelería que indique la calidad del sitio y controlar el ingreso a dicha zona mediante la designación de guardaparques sería el primer paso, básico y fundamental, para el mantenimiento del sitio y para poder tener un control sobre tan preciado recurso, del cual hoy solo tenemos un sitio valioso abandonado y vandalizado, sorprendentemente, a pocos metros de la sede la Policía Montada. Creemos que el compromiso está, falta la decisión de tomar las medidas necesarias lo antes posible”, arguyó.
El legislador pidió luego que sus palabras fueran remitidas al área de Medio Ambiente de la Intendencia ‒señora Bethy Molina‒, el CURE ‒señora Estela Delgado‒, el Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente, el señor intendente, el Club de Observadores de Aves, la prensa y la Comisión de Medio Ambiente de la Junta.