En una ponencia que presentó el pasado martes en la Junta Departamental, el edil nacionalista Osvaldo Matteu relató nuevos episodios de inseguridad que se han vivido recientemente en Maldonado, ciudad que no escapa a la escalada de la delincuencia que se vive en el país. Esta vez, el edil blanco se refirió a que “continuamente están cambiando las modalidades” que se usan para delinquir y cuestionó la idoneidad del ministro del Interior.
“Hace pocos días una persona retiró una suma importante de una institución bancaria de plaza, y se ve que desde adentro, o con la famosa ‘salidera’ ‒llamada así en Argentina, porque copiamos todo y enseguida le ponemos nombre‒, la estuvieron observando. Cuando dicha persona llega a su vehículo, otra persona le pone un miguelito en la rueda ‒en pleno centro de Maldonado, a 20 metros de la plaza‒. Cuando una segunda persona llega a avisarle acerca de lo sucedido, tuvo la cautela de no bajarse del auto, ya que hasta allí había llegado con el dinero ‒estaba solo‒, y por suerte pudo zafar de que le robaran”, señaló el edil.
“Pero la cosa no termina ahí: esta persona se dirige a hacer la denuncia correspondiente, pero se tuvo que ir sin poder hacerla. Resulta que en determinado momento, cuando empieza a explicar en la Policía lo que le había pasado, le preguntan: ‘¿Qué es un miguelito? ‒cuando creo que la misma Policía le puso nombre al miguelito‒ ¿De qué se trata un miguelito?’. A lo que la persona contesta: ‘Si usted me está tomando del pelo, me voy y no hago la denuncia’, y se tuvo que ir sin poder hacerla. Luego preguntó si podía ver las cámaras, lo que ahora está en proceso ‒por suerte votamos lo de las cámaras, y por suerte están funcionando”, indicó.

Nadie habla
Según el edil, este episodio significa “que la modalidad de robo sigue cambiando ‒todos los días están inventando una nueva‒, mientras cada vez hay más inseguridad y tenemos menos posibilidades de manejarnos en la calle; porque ya no solo nos hacen manejarnos con dinero plástico, sino que ya nadie es dueño de tener un peso en el bolsillo debido a que Maldonado se ha vuelto tierra de nadie”, afirmó.
“Creo que sería de necios decir que no es así, cuando todos estamos viendo que al vecino de al lado o de enfrente les están robando. Nadie habla, nadie quiere hablar, nadie ve nada, porque tienen temor. La delincuencia nos está pasando por arriba, y no puedo creer que nadie se dé cuenta de eso, o que nadie quiera hacer algo por eso”, aseguró.
“Si vamos al tema droga, vemos que nadie puede conseguir liquidarla de una vez por todas. Hoy por hoy se legalizó la marihuana ‒fantástico‒, ¿pero qué pasa con la otra…? ¿No la vemos entrar…? ¿No vemos dónde están las bocas de droga en Maldonado? ¿Qué pasa con el Ministerio del Interior, que no puede llegar a liquidar bocas que cada uno de nosotros vemos? Las estamos viendo; no podemos jugar a las escondidas acá, cualquiera de los que estamos acá sabemos dónde hay una, dos o tres bocas”, indicó.
“Denuncie”, lo interrumpió una edila. “No, no, no denuncie.. señora edil, que usted también ha de saber, no se preocupe que usted también ha de saber. No puedo creer que porque sea de su gobierno me diga que no sabe dónde hay una boca en Maldonado; me está tomando del pelo, usted lo ve a diario, es una mentira lo que usted me dice, y aparte me falta el respeto”, agregó.

Penumbras
Matteu dijo que se había “tomado el trabajo de ir a San Carlos”, en cuyos barrios vio que “a las 19:00 o a las 20:00 horas no hay una luz, está totalmente oscuro. Vemos de noche gente deambulando por todos lados, como en Maldonado, como en Balneario Buenos Aires, donde están vaciando casas enteras, llevándose el mobiliario, y nadie hace nada. ¿Y no nos podemos juntar para hacer algo nosotros, no podemos hacer algo desde aquí, desde este lugar? ¿Para qué nos dieron la posibilidad de representar al departamento, de representar a la gente?”, se preguntó.
“Yo creo que si esto sigue así seguiremos después diciendo que son ajustes de cuentas. Pero, ¿por qué vienen los ajustes de cuentas? Porque hay delincuencia, porque aquí a nadie se le puede pedir documento porque se molestan, porque se enojan. Y yo creo que si usted no hace nada, nada debe temer”, indicó. “Hace poco también tuvimos la desgracia de que nos vaciaran un comité político; era increíble que por una ventanita de 2 centímetros pudiera entrar una persona; se llevaron todo, todo, desde computadora hasta herramientas de trabajo. Hay vecinos, pero nadie vio nada; lamentablemente nadie quiere involucrarse. Fue a Policía Técnica, pero tampoco aparecen datos de nada.
Yo creo que tiene que haber un cambio en esto y no digo que sea un cambio porque no me guste el señor Ministro del Interior, para mí no está capacitado para estar a cargo de algo tan importante como es la seguridad del país. Se están matando, está apareciendo gente muerta; siempre aparecieron, siempre aparece”.
Por último, el legislador blanco se refirió al problema de “las picadas en San Carlos”. “Nadie las para. Hace pocos días ‒le hablo de hace tres días‒, a las 2:00 de la mañana venía de un lugar, paso por la cancha de Atenas y de nuevo había picadas. Hace pocos días se mató un chiquilín jovencito, una vida joven que se hizo pedazos. Todavía subieron las fotos a las redes sociales, donde quizás podían llegar los jóvenes a decir: ‘Qué desastre, me va a pasar a mí también’. Sigue todo en lo mismo, no se actúa. Lamentablemente es así”. El edil concluyó su ponencia quejándose de las interrupciones de otros ediles.