En una exposición realizada el pasado martes, la edil nacionalista Florencia Acosta, dio cuenta de las mejoras realizadas en el parque El Jagüel por el área de Espacios Públicos de la IDM, que dirige Ruben Pérez. Acosta destacó que para este tipo de obras “se han establecido, lineamientos de trabajo, pautas, y se han elaborado estrategias que han permitido optimizar el uso de recursos existentes, así como la puesta en escena” y “la correcta ejecución”. En cuanto a El Jagüel, dijo que el objetivo central de la reforma fue “recrear su esencia original, manteniendo el concepto ‘juegos en el bosque’”.
“Se buscó generar un lenguaje único de parque accesible, – en toda su extensión, se sectorizó por franjas etarias, incrementándose en dificultad los juegos a medida que se avanza dentro del mismo. De esta forma se generó un parque que no únicamente puede ser visitado y disfrutado por los más pequeños, sino también por adultos. En el proceso de análisis y diseño, quienes estuvieron a cargo, se remontaron a su infancia, a cuando solían visitarlo con frecuencia, recordando los recorridos con obstáculos en madera y los puentes aéreos. Y lo que trató de plasmarse fue aquello que efectivamente se hizo, fue rescatar el espíritu de los juegos de madera, añadiéndose además juegos modernos -los cuales fueran importados, y otros fabricados en Uruguay por encargo”, explicó.

Aguadas
La edil recordó que la palabra Jagüel hace referencia “a un pozo que se utiliza para almacenar agua; significa Balsa o depósito natural de agua que se emplea como abrevadero; y debido a que nuestro parque ya no presentaba ningún tipo de lago, se buscó de alguna forma el crear espejos de agua no solo para su contemplación, sino – lugares también, cuyas condiciones resultasen apropiadas para la visita espontánea de aves y otros animales”.
En realidad, El Jagüel se encuentra enclavado en el centro del viejo Bosque Municipal, ubicado casi en el centro del Rincón de San Rafael. Allí estuvo por años el terreno público de pastoreo en virtud de las numerosas aguadas existentes.
“En este proyecto se acoplaron y respetaron los cursos de agua existentes, aquellos vinculados a la caída natural del terreno, lugares donde se incorpora vegetación de bañado para así darle un carácter más natural y como se mencionara anteriormente, permitir la visita de fauna, y por qué no su asentamiento” dijo la edil.
“Se pretende sí, mantener un carácter rústico – a la vez que se incorporan de manera armónica, elementos y equipamiento modernos, concentrando todos los servicios y funciones necesarios para la expansión – recreo y esparcimiento de la familia, en un espacio que resulta agradable y ‘atractivamente’ natural”, señaló.
“Dijimos que, además de apuntar a público infantil, se procura que todo usuario, sin importar su edad, capacidad o gustos, pueda disfrutar de las diferentes actividades y servicios que ofrece el parque. En este espacio se plantean entonces diferentes programas ligados entre sí, en donde existen espacios de confort, descanso y relajación, así como también áreas de juegos para niños pequeños, niños algo más mayores y adolescentes. Lo que incluye desde corrales con juegos para chiquitos, calesitas, hamacas, animalitos con resortes, hasta playgrounds temáticos completos con casitas en madera, barcos piratas, trampas con palos y troncos, entre otros, juegos para trepar, grandes toboganes, y juegos que permiten mejorar y motivar la imaginación y motricidad de los chicos, (variando en dificultad los mismos como también se mencionara anteriormente)”, agregó.

Actividades
Acosta dijo que “un dato no menor resulta que el área del parque utilizable prácticamente se cuadruplicó: pasando de ser de 5 ha. a 18 ha. Más allá de diseñar un espacio para el ocio y admiración del paisaje, se pretende concebir una infraestructura abierta, programáticamente, para el desarrollo de distintas actividades, tales como conciertos al aire libre y exposiciones en el local que se está restaurando actualmente y crear así un espacio cultural y de intercambio”.
También “se fundará una plaza de comidas, lugar en el cual se dispondrá de diferentes servicios de gastronomía, de estilo foodtrucks pero con una estructura en madera única cuyo diseño permite la uniformidad y mantención del carácter único de nuestro parque Jagüel”, indicó. Acto seguido, dio cuenta de las mejoras introducidas o enplan de ejecución”
Actualmente “se continúan los trabajos de construcción de veredas de hormigón y cordón cuneta, para caminerías internas peatonales, y estacionamientos. Posteriormente se procederá a la realización de la carpeta asfáltica en calle principal y laterales, así como también en estacionamientos. Replanteo y construcción de áreas de juego con contorno en adoquines. Replanteo de pasarela de madera sobre área de ‘humedal’. Replanteo y ejecución de nuevos juegos de madera, separadamente de los ya previamente instalados. Instalación de juegos en acero inoxidable, ejemplo toboganes y otros. Replanteo y establecimiento de juegos importados que aún no se habían colocado por las condiciones del terreno. Se continúa trabajando en la restauración de animales en fibra de vidrio. Se están realizado trabajos de limpieza y nivelación del terreno para posteriormente comenzar con plantaciones de arbustos y florales. Se procedió a la plantación de árboles en todo el parque y cañada existente, las especies son variadas, sobre todo se han plantado grandes grupos de especies nativas”, señaló entre otras cosas.
“En este proyecto primó la buena gestión, conjugando estrategia y acciones encaminadas a proteger el medio ambiente, administrando de forma racional los recursos naturales y los existentes materiales, así como incorporando nuevas tecnologías y todo ello dirigido al bien común, a nuestro Maldonado. Aunando trabajo, proactividad y cariño por lo que se hace. Porque una oportunidad es una mezcla de circunstancia y acción dirigidas, y porque la oportunidad nos encuentra en la pista, y en eso estamos, haciendo lo que se debe de hacer, y lo más importante, haciéndolo bien”, concluyó.