En una exposición planteada la pasada semana en el legislativo comunal, el edil nacionalista Osvaldo Matteu dio cuenta de una situación que afecta a muchos ciudadanos que venden sus vehículos y, al tiempo, se enteran de que el nuevo dueño les dejó a su nombre una abultada deuda de patente de rodados. A juicio del edil, es necesario encontrar cuanto antes un mecanismo que permita que estas cosas no sigan ocurriendo, especialmente ahora, cuando es tan fácil realizar cruzamientos de datos entre las diversas dependencias públicas.

Matteu contó que hoy en día “algunos propietarios que van a hacer algún trámite en la Intendencia o a hacer una renovación de libreta, por ejemplo, se encuentran con deudas monstruosas, que datan de diez o quince años, que resultan imposibles de pagar. De repente, esas personas son trabajadoras ‒como, por ejemplo, choferes de empresas‒ y se encuentran con una deuda que no solo no pueden pagar, sino que resulta que tampoco pueden sacar la libreta de conducir porque están atados a dicha deuda”, comentó.
“Entonces, viendo qué fácil le ha sido cruzar información a la DGI, por ejemplo ‒que encuentra a los comerciantes; que encuentra todo lo que tiene que encontrar o lo que quiere encontrar‒, es raro que aquí no se haya hecho un cruce de información de aquellos que compraron un vehículo y tienen que registrarlos en el Registro Vehicular. ¿Cómo es posible que no se crucen los datos de que se vendió el vehículo? ¿Cómo es posible que hoy, a diez años de que está registrado a nombre del nuevo propietario, no se haga ese cruzamiento de datos para poder liberar al vendedor?”, se preguntó.

“No hay soluciones”
El legislador nacionalista sostuvo que “hay una reglamentación que establece que a los noventa días como máximo (el nuevo propietario) tiene que registrar su vehículo, cambiar la matrícula, hacer la renovación de la libreta o los trámites municipales que haya que hacer”. No obstante, quienes vendieron sus vehículos hace años quedan de “rehenes” de esas deudas ajenas “que están, siguen y van a seguir”.
“Leíamos que el 3 de noviembre de 2017 un Director de Tránsito de Montevideo decía: ‘A partir del 30 de noviembre comenzará a regir el permiso único nacional de conducir. Este sistema unificará los criterios entre todas las Intendencias y establecerá cambios para retirar la libreta de conducir’, y seguimos en el mismo tema desde hace mucho tiempo; esto viene desde el 2015 sin soluciones; no hay soluciones. La gente quiere buscar una solución de pago, pero no puede afrontar la situación”, afirmó.
Por lo demás, dijo que “hoy por hoy”, en Maldonado, hay una cantidad de usuarios, “de gente amiga, que va a solicitar una solución y ver qué es lo que se puede hacer”, pero se encuentra con que no se puede “hacer nada”. A su juicio, “rápidamente tiene que encontrarse un mecanismo por el que la gente pueda empezar a regularizar sus cosas”.
“Conozco el caso de un vecino que vendió una moto hace diez años en un valor de $2.000 y hoy debe de patente $16.000 porque el comprador nunca hizo los cambios documentales. Entonces, ese hombre ‒que es chofer de una empresa de Maldonado‒ fue a sacar la libreta de conducir, pero como no tiene los $16.000 para pagar la deuda ‒que no es de él‒, no pudo hacerlo y está perdiendo la fuente laboral. Para eso debería de haber alguna solución, es decir, encontrarle alguna solución al tema, porque creemos que hay muchísimos casos y en Maldonado, que es el lugar donde uno está y habla con la gente, cada poco tiempo aparece alguien con el mismo problema”, añadió.
Matteu pidió enviar sus palabras al Congreso Nacional de Ediles – “porque creo que es el lugar donde se puede hacer algo”- y al Sucive. A pedido de otros legisladores también se enviaron a la Comisión de Legislación de la Junta, al intendente, a la OPP y al Congreso de Intendentes

Contenido publicitario