Apenas dos días después de que una manifestación de vecinos protestara contra la autorización dada por la Junta Departamental para construir un hotel junto al edificio Delamar y al arroyo Maldonado, que cubrirá una parte de la vista al público en general, el edil nacionalista Adolfo Varela dijo a FM Gente que la construcción será una ganancia para esa zona del departamento. Además, sostuvo que con la autorización para edificar se logró confirmar un espacio de uso público para los vecinos, que antes estaba en duda.
La pasada semana la Junta Departamental dio su anuencia para la concreción del proyecto del hotel junto al complejo Delamar, en la manzana 80 del balneario El Tesoro. Apenas conocida la noticia, los vecinos de la zona buscaron impugnar la resolución presentando un recurso ante la justicia civil de Maldonado. También lanzaron una recolección de firmas en diferentes lugares del departamento además de otra través del sitio change.org para evitar que se permita la construcción. Otro tanto había ocurrido hace años, cuando en la primera administración de Antía se permitió construir el edificio Delamar.
Precisamente, el edil Adolfo Varela dijo que en esa zona había un problema surgido cuando se construyó el edificio Delamar que, además de protestas, generó varios litigios.

Corrimiento
“Todos nos acostumbramos a no ver nada” en ese predio y explicó que “se hizo un corrimiento, y se generó un espacio público para el acceso al agua”, indicó. “Todo esto se soluciona generando un intercambio, habilitando un hotel pequeño, de característica residencial. No es comercial, como dice la resolución municipal” y “de bajo impacto”, agregó.
El edil comentó también que el predio es privado y que el propietario podría haber construido dos casas “enormes, con murallones, que nos cortaban toda la vista. En este caso se resolvió de otra forma. Es un hotel que va a generar un movimiento ahí, con un impacto de construcción de 3.300 metros”, señaló.
Varela consideró que la gente tiene derecho a oponerse a la obra, pero estimó que “con esto solucionamos un problema que está afectando al departamento, en recaudación; a los compradores de ahí; y a la zona. Terminamos dando un desarrollo a la zona pasando el puente del arroyo Maldonado que le va a servir también a esa zona. Y confirmamos un predio público que antes estaba hasta en duda”, afirmó.
“El departamento va a terminar ganando, porque podríamos haber terminando teniendo dos casas como las que están enseguida de ese padrón, que son murallones. Empiezan ahí y terminan pasando el centro de La Barra”, indicó.
Varela insistió que, ante un complejo problema, esta una “una buena solución. Es una decisión de todo el gobierno. Nace de la Intendencia, pero la termina votando toda la Junta con una mayoría más grande que la que tiene el Partido Nacional. Eso le termina dando una fuerza importante y un encare al tema que no se le había dado en los últimos 10 años”, afirmó.

Contenido publicitario