Viento8

 

Los ediles José Plada y Marcela Fernández plantearon por nota elevada al Mides la preocupación por los derechos de los usuarios del refugio sito en José Vivar, entre Agapito Paraberá y Libertad, en Maldonado Nuevo. Según señalaron, el lugar pasó a ser solamente refugio nocturno.

Fernández señaló que “este lugar funciona el día sin distorsión ninguna” y la convivencia es “aceptable”. “Hay madres que desde allí llevan a sus niños a la escuela y solo usan el lugar para dormir en la noche, y pese a que en este lugar conviven personas con diferentes patologías, incluso capacidades diferentes, esto funciona normalmente. Consideramos que las circunstancias hacen que los seres humanos lleguen a necesitar un espacio así, destacando que esto tiene que ser revisto. Nos queremos centrar, más que nada, en todas esas personas que van a quedar a la deriva como ancianos y madres con niños. En particular, considerando que si estuvieran en una situación tan vulnerable como una madre con un hijo a cuestas, no tendría más remedio que amparar a un hijo en un refugio hasta que la situación pudiera cambiar”, señaló.

“Pedimos apoyo para amparar a estas personas y si se puede extender la prórroga, según la señora ministra Marina Arismendi, así lo disponga. Desde ya también informamos que desde la Comisión de Género y Equidad de esta Junta se va a solicitar una entrevista con la señora ministra para hacer un llamado a la susceptibilidad del tema”, añadió la legisladora. La moción fue aprobada por unanimidad.

 

Contenido publicitario