El pasado viernes el magistrado de 11º Turno dispuso la condena de Miguel Oscar Santos Amorín, de 23 años de edad, poseedor de antecedentes penales, como autor penalmente responsable de un delito de violación de domicilio en concurrencia fuera de la reiteración con un delito de hurto especialmente agravado. Le impuso la pena de catorce meses de prisión de cumplimiento efectivo, con descuento de la preventiva.
En la madrugada del día 19, la Policía fue alertada sobre un hurto ocurrido en una finca ubicada en la calle 25 de agosto del barrio Sarandí. El denunciante manifestó a los uniformados, que le fueron hurtados del interior de su predio, un rotomartillo, una sierra, una piedra de afilar eléctrica, un scaner automotriz, una garrafa de 13 kg, una mochila entre otros efectos. Seguidamente los efectivos tomaron conocimiento de que en las inmediaciones del lugar, se desplazaban caminando dos sujetos cargando una garrafa de 13 kg y otros bultos. Cuando los presuntos autores del hurto vieron el móvil policial emprendieron la huida, pero el que cargaba los efectos fue detenido. Era poseedor de antecedentes penales. Ahora está residiendo en Las Rosas.

Por receptación
El mismo magistrado dispuso la condena de Fernando Nicolás Colman Pérez, de 29 años de edad, poseedor de antecedentes penales, como autor penalmente responsable de un delito de receptación. Estará encerrado nueve meses de prisión de cumplimiento efectivo, con descuento de la preventiva.
El pasado 14 de abril, una moto marca Yumbo modelo City fue robada de un centro de asistencia médica privada, ubicado en el barrio Cantegril. La propietaria denunció que el vehículo tenía guardado debajo del asiento efectos y documentos de la misma así como del birrodado. Varios días después, dos sujetos que caminaban llevando un birrodado por la calle Tupambaé y Cuareim del barrio Cerro Pelado, fueron identificados por efectivos policiales resultando ser Colman Pérez y otro sujeto mayor de edad. La moto era la robada en Cantegril.
Concomitantemente los agentes fueron informados de que entre unos arbustos de las proximidades, los mismos sujetos habían abandonado un arma de fuego. Una vez corroborada la información fue hallada el arma en cuestión.

Por el caño
En tanto, la sede penal de 4º Turno dispuso la formalización de la investigación para un uruguayo de 39 años, a quien la Fiscalía de 1º Turno le imputó la comisión como autor penalmente responsable de un delito de hurto.
El pasado viernes 20, en horas de la tarde, el sujeto ingresó a una vivienda de la esquina de Román Guerra y José Pedro Varela para hurtar grifería y herrajes, pero fue sorprendido por la propietaria y se dio a la fuga. Fue detenido poco después cargando una mochila en la que llevaba artículos presuntamete hurtados.

Contenido publicitario