juntasesion

En una exposición presentada días atrás en el legislativo comunal, el edil frenteamplista Leonardo Delgado, vocero del sector de Óscar de los Santos, lamentó la política del actual jefe comunal en materia de designación de funcionarios y dio cuenta de lo que ha sucedido en la IDM al cabo de “un año de amiguismo en Maldonado”. Delgado dijo que se ha incrementado el número de cargos de confianza y que se han dejado de lado los criterios de selección por la vía del concurso. Por lo demás dio cuenta de varios casos en los que, a su juicio, la administración encabezada por Enrique Antía privilegia a sus votantes y allegados discriminando al resto de la población.

“Indudablemente el título de la exposición (Un año de amiguismo en Maldonado) marca de qué vamos a hablar. Además, creo que nos han dado elementos para hacer este planteo, no solo por parte del Ejecutivo departamental sino también por parte de algunos señores ediles del partido de gobierno”, comenzó el legislador. Delgado aseguró que el gobierno del FA “tenía 108 cargos de confianza”, mientras que “lamentablemente hoy ya perdimos la cuenta de los cargos de confianza, porque hasta la semana pasada seguían ingresando, particularmente en la Dirección de Deportes, como el caso de quien fue compañero de esta Junta Departamental y presidente”, señaló.

Asimismo, indicó que tiempo atrás había denunciado “la ola de ascensos” que realizó el gobierno nacional entre los “funcionarios administrativos” que “en su mayoría fueron beneficiados por militar con el partido de gobierno del departamento de Maldonado. Hoy no vamos a dar nombres, pero en ese momento lo denunciábamos con nombre, apellido y número de ficha e hicimos un pedido de informes. En su momento le pedimos al director de Recursos Humanos que viniera a la Comisión de Trabajo de esta Junta. El director, sin contestarnos el pedido de informes que habíamos hecho, vino a la Comisión, pero, más que sacarnos las dudas, nos generó más y nos dio más elementos para seguir cuestionando lo que hoy estamos cuestionando a la Administración departamental”, aseguró.

Dedo y discreción

Delgado dijo que en la IDM “se ascendió a discreción por parte del intendente departamental y del dedo del gobierno, del intendente y del director de Recursos Humanos, a aquellos amigos del gobierno, particularmente a la directiva de Adeom. Así, la directiva de Adeom, en vez de defender los derechos de los trabajadores municipales los pisoteó y lo que hizo fue beneficiarse ‒cada uno de los integrantes de la directiva actual‒ a título personal”, acusó.

“Cuando hablábamos de estos ascensos lo hablábamos precisamente, de lo que significaba para doña María, para don José, que tiene que ver con los recursos que se gastan al aumentar grados a estos funcionarios, siendo que muchos de ellos aumentaron en 20, 30 o $ 40.000 mensuales cada uno. Sacando los cargos de confianza que tiene este gobierno departamental, sacando las contrataciones externas que se hicieron de algunos asesores ‒después vamos a hacer referencia a ello‒, tiene que ver con ese amiguismo que estaba en el gobierno departamental, que se había instalado a partir de julio de 2015, con todo esto que denunciábamos”, indicó.

“Pero, aparte de estos ascensos indiscriminados del intendente departamental, hicimos varios pedidos de informes ‒sobre los que tampoco obtuvimos respuesta hasta el momento, y estamos hablando de casi un año después‒ en relación al ingreso de los inspectores de tránsito que hubo en la Administración actual, ya que los que andan en la calle ‒y muchos de los ediles del Partido Nacional lo saben, porque todos los vemos‒ son hijos de algunos ediles del Partido Nacional”, aseguró. Delgado agregó que algunos también son hijos de militantes del Partido Nacional e ingresaron a trabajar “en una forma por lo menos poco clara y poco transparente a la administración departamental. Así fue que recibimos varias denuncias de ciudadanos de este departamento que se habían presentado a este llamado y que vieron cómo sus derechos eran vulnerados por favorecer a los amigos del partido de gobierno”, añadió.

Denuncias

El edil frenteamplista comentó que situaciones similares se produjeron también entre “el personal que ingresó a los centros de atención infantil de verano”. Según aseguró, hubo varias “denuncias de ciudadanos y ciudadanas que habían trabajado durante varios años en las administraciones anteriores y que contaban con antecedentes favorables cuando cumplían funciones en dichos centros, que también vieron vulnerados sus derechos, porque ingresaron amigos del gobierno, ingresaron algunas nueras, algunos yernos y algunos familiares de militantes del partido que gobierna en el departamento de Maldonado. Eso también lo denunciamos y realizamos un pedido de informes, pero tampoco se nos dio una respuesta al día de hoy”, afirmó.

“Pero esto tiene que ver con los ingresos a dedo por parte de la Administración, esto tiene que ver con eso que tiene el intendente departamental, que es la misma práctica que implementó en el período que va del 2000 al 2005, porque parte de ese amiguismo fue entregar algún parador, para izar una bandera, al hijo de algún conocido dirigente del Partido Nacional, que fue denunciado en su momento y muy cuestionado por el Frente Amplio, y tuvo una incidencia muy importante en ese período ‒del 2000 al 2005‒ que gobernó el mismo intendente departamental que hoy está gobernando”, agregó.

Delgado dijo además que la IDM incurrió en “amiguismo” al contratar al economista Isaac Alfie. “Hay que recordar lo que decía el intendente departamental cuando asumió: ‘Es un amigo’. Y también cuando Isaac Alfie dijo: ‘El intendente departamental es un amigo y a los amigos hay que echarles una mano’. La mano que le echó el economista Alfie le salió cara al pueblo de Maldonado”, comentó.

“No voy a hablar de la elaboración del Presupuesto quinquenal…, que el compañero edil Garlo denunció en su momento que fue un ‘copia y pegue’ de otra Intendencia Departamental cuyo asesor es el mismo economista. Ese amiguismo también tiene que ver con la contratación del abogado Moller, para presentar las denuncias contra la Administración del Gobierno departamental del intendente De los Santos, abogado que la presentó en el Juzgado del Crimen Organizado, que no tenía competencia. Esa contratación también le salió muy cara al pueblo de Maldonado”, agregó.

“También tiene que ver con algún pase en comisión de algún funcionario, que no sabemos cuándo trabaja, ya que todos lo vemos en un programa de televisión a eso de las 15:00 horas ‒es panelista de lunes a viernes‒; no sabemos qué horario cumple en la Intendencia Departamental, ya que fue un pase en comisión que firmó el intendente departamental. Esto tiene que ver también con el amiguismo que denunciábamos: la contratación ‒con un contrato que se firmó en el mes de setiembre, si no recuerdo mal, y se renovó hace pocos días‒ de un ciudadano colombiano para hacer algunas imágenes, algunos videos, que casualmente es el mismo ciudadano colombiano que le llevó adelante la campaña publicitaria al intendente departamental. Y, casualmente, ese ciudadano colombiano es yerno del intendente departamental. Ese es el amiguismo que denunciábamos, presidente, y que seguiremos denunciando”, dijo el edil.

Inutilidad de las normas

“Pero, aparte de eso, el intendente departamental sigue firmando contratos de arrendamiento de servicios, que fueron eliminados del Tocaf. Si quiere contratar al yerno, ciudadano colombiano, que es especialista en sacar fotos y que anda filmando por los barrios ‒el otro día lo veía en Cerro Pelado filmando los jornales solidarios y haciendo algunas tomas para la página Web de la Intendencia, debe ser‒, lo puede contratar, lo puede ingresar como cargo de confianza ‒y podremos cuestionar el número y la cantidad de cargos de confianza pero el intendente tiene las potestades‒, pero no violentar las normas vigentes con estos contratos de arrendamiento de servicios que, además, ya fueron eliminados del Tocaf y que el intendente los está volviendo a hacer”, dijo el edil.

“No vamos a hablar de los funcionarios perseguidos por parte de esta Administración, pero hay que recordar que, cuando asumió el gobierno departamental el intendente Antía, cesó a 18 funcionarios que eran contratados, algunos de los cuales estaban a punto de cumplir los cinco años y pasar a tener los mismos derechos que los funcionarios presupuestados, algunas de ellas embarazadas, algunos de ellos con enfermedades. El gobierno departamental cesó sus contratos y algunos, la mayoría, quedaron sin trabajo. A una de ellas se lo renovó y fue en comisión a una Intendencia, si no me equivoco, a la Intendencia de Rocha. Pero por ese amiguismo del que hablábamos se eliminarían las cooperativas sociales cuando asumiera el gobierno del Partido Nacional, y fue lo que hicieron: eliminarlas y contratar pequeñas empresas, que ahora andan por todos lados y todos las vemos. Ese es el amiguismo del que hablábamos, presidente, por el que los paradores se iban a entregar a dedo; ese parador de Punta Ballena fue la primera muestra de lo que decíamos”, añadió.

Después de realizar varios otros cuestionamientos de este tenor, el edil frenteamplista lamentó que “volvieron las mismas políticas en este departamento, las políticas clientelistas, las políticas del amiguismo y de favorecer a los mismos sectores de la población que se favorecieron en el primer período del intendente Antía”. Finalmente, pidió varios destinos para sus palabras: “a la prensa en general, a la Mesa Política Departamental del Frente Amplio, al intendente departamental, al director de Recursos Humanos y a la Directiva de Adeom, Maldonado”. Fue acompañado por 24 de los 30 ediles presentes.

Contenido publicitario