El artista canadiense que hace unos diez días tuvo un incidente en el que fue bajado a la fuerza de un ómnibus de Codesa porque se negaba a interrumpir su show, protagonizó un hecho parecido este fin de semana. Esta vez, el extranjero viajaba en un coche de Maldonado Turismo, cuyo chofer le indicó que no debía cantar a bordo porque no se lo permitía la empresa y le rogó que se detuviera.
Mikael-Or de Voyer, que así se llama el cantante procedente de Montreal, subió esta vez a la unidad de transporte, pagó su pasaje y de buenas a primeras comenzó a cantar. Según contó FM Gente, el chofer no se dirigió a la comisaría, sino que paró el ómnibus y se dirigió al individuo para explicarle que debía interrumpir su performance por cuanto no está permitido actuar dentro del coche. El trabajador también le dijo que lo comprometía a él como empleado de la empresa, cosa que el canadiense probablemente no comprendió.
En principio, el músico no dejó de tocar y siguió cantando mientras el chofer le hablaba. Luego se detuvo para prorrumpir en un alegato en el que defendió su derecho a cantar porque el público no se había negado. El chofer le insistió en que no era posible dar un espectáculo artístico en el ómnibus, pero el cantante aseguró que cantaría igual porque lo suyo era del agrado del pasaje. Pero una señora intervino y le explicó que estaba perjudicando al chofer, mientras otra exclamó que quería llegar a su casa.

Adiós, muchachos
A todo esto el ómnibus continuaba detenido y el artista repetía que aquello era “un servicio público” y que ese detalle lo autorizaba a cantar.
Una pasajera terció entonces para pedirle que se dirigiera al chofer con respeto; le aclaró que se respetaba su arte, pero que el trabajador era el responsable del ómnibus y que no le pedía que se detuviera por un capricho personal.
Finalmente, el artista se sacó la galera que llevaba en la cabeza para recoger la recaudación. Luego pidió disculpas y se bajó de la unidad.
Mikael-Or canta acompañándose con una tabla de lavar de un modelo antiguo, que toca como un percusionista. Acostumbra andar descalzo a pesar del frío y se dedica actualmente a viajar por Sudamérica.

Foto: FM Gente

 

Contenido publicitario