El centro de Maldonado está en situación “lamentable”, dijo un edil nacionalista

El edil Osvaldo Matteu, del Partido Nacional, se refirió en la Junta Departamental a la mala situación que presenta el centro de Maldonado, al que consideró “en una situación lamentable” y estimó que será necesario trabajar para cambiar esa realidad y transformarlo en un sitio atractivo. El legislador hizo proyectar imágenes para que sus pares pudieran ver lo que estaba denunciando y también se refirió a problemas de iluminación y de inseguridad.

“Vemos, en fotos, cómo está el centro de Maldonado un domingo a las 20:30. Estamos vendiendo turismo y yo no creo que el turismo sea solo Punta del Este; creo que acá se debe encontrar alguna solución, se debe trabajar. Está totalmente oscuro, no transita gente, pueden ver las vidrieras de los comercios sin luz”, comentó mientras se mostraban las fotografías.

“Quedaría hacer una encuesta para saber por qué está en estas condiciones, si es por el costo de la luz, por el costo de la energía. Creo que si estamos hablando de inseguridad, esto nos da más inseguridad todavía. Pasear por el Centro de Maldonado a oscuras ‒como se ve ahí‒ es una barbaridad. Tenemos que trabajar para de alguna manera llegarle al comerciante, para negociar con UTE o con quien sea ‒alguna comisión‒ para que al comerciante le den una solución para que pueda tener prendida la luz de sus vidrieras y exhibir sus cosas y que no estén en las condiciones en que se encuentran hoy”, comentó.

Defunción

Matteu dijo que “lamentablemente no se encuentra a nadie en el centro” y sentenció que “el centro de Maldonado ha muerto” y “perdió su fuente”. “Aquellos que prácticamente nos hemos criado en Maldonado no podemos olvidar lo que era la fuente de Maldonado. Los fines de semana estaba la Banda Municipal y con la fuente además se llenaba esa plaza, era una novedad para la gente que llegaba”, afirmó.

“De alguna manera hay que trabajar, hay que ayudar, hay que tratar de crear algo que ayude a todos esos comerciantes, porque por algo están en esas condiciones; los comerciantes invierten en el centro de Maldonado, con lo que cuesta tener un local, con lo que cuestan los alquileres, los impuestos, y no se pueden dar el gusto y el lujo de mostrar su mercadería. El centro está totalmente a oscuras. Eso por un lado, señor presidente, es una inquietud que tengo que realmente…, mire lo que es eso: tapado con diario el centro de Maldonado. Ni Maldonado ni el turismo se merecen tener en esas condiciones el centro de Maldonado”, señaló.

Por otra parte, aseguró que la peatonal Sarandí “hoy por hoy se nos está llenando de mucha gente que se dedica a pedir dinero, a la mendicidad, cosa que creo que no le hace nada bien a Maldonado, ni en ese lugar ni en los semáforos, ni con los cuidacoches, ni con un montón de cosas más que Maldonado tiene que cambiar urgentemente”.

Cuidacoches

“Hablando de cuidacoches, no lo quiero pasar por alto porque es una inquietud que tengo desde hace mucho tiempo ‒y muchos tenemos‒, esto no puede seguir así: se nos avecina una nueva temporada y seguimos en las mismas condiciones, con cuidacoches que le faltan el respeto a la gente, que si no le dan un dinero lo insultan, que le recriminan que si va a estar mucho rato parado ‘no vaya después a darle $10 porque pierden la cuadra’. ¡Es una barbaridad!”, protestó.

“Quienes hemos tenido la oportunidad de viajar sabemos perfectamente que no existen cuidacoches prácticamente en ningún lugar, es algo que se ha creado acá; vienen de afuera ‒y es repetitivo lo que voy a decir‒, se colocan un chaleco y ya son cuidacoches.

Seguimos equivocados en ese camino. Creo que de una vez por todas tiene que salir una reglamentación para ayudar a esas personas, que sí, cómo no, tienen que trabajar, pero ayudémoslas a que aprendan cómo tratar al turismo, a que aprendan a que deben estar vestidos en ciertas condiciones, no le digo de traje, pero que estén vestidos adecuadamente a lo que es el departamento, si es que tanto estamos con que el turismo y el turismo- Sí, bárbaro, pero el turismo no es solo Punta del Este, a Maldonado también llegan los turistas. A Maldonado llegan quienes son propietarios y gente que viene de paseo y solicita información, pero lamentablemente no saben cómo dirigir a alguien a Punta del Este o no saben cómo decirle dónde queda un museo, dónde queda un lugar, dónde queda un comercio, cómo regresar a Punta del Este, por ejemplo”, lamentó.

A resolver

El edil sostuvo que estas “son cosas que debemos resolver rápidamente; no podemos seguir esperando a que pasen los años, este tema ya fue tratado el año anterior. Se tienen que encontrar soluciones y yo no sé hasta dónde el cuidacoches debe existir. Sinceramente no creo que sea necesario ni para Maldonado ni para Punta del Este. Es mucha la gente que está sin trabajo, sin embargo se rebusca como sea, pescando, vendiendo piñas o como sea y yo no veo que todos vayan de cuidacoches.

Vemos mucha gente a la que como mínimo deberíamos pedirle antecedentes, como mínimo debería haber policía que circule, que pregunte; o inspectores municipales, cómo no, inspectores municipales que vayan a los lugares a ver qué están haciendo y quiénes son”, estimó.

“Otro tema es el tema que vemos a diario de las plazas, de los espacios públicos, de los espacios verdes, donde realmente no se le respeta a la persona que está al cuidado de esos lugares. Yo creo que tiene que haber alguien que sea respetado, ya sea la Policía, sea quien sea. Y si eso tiene un costo, que se arregle con el Ministerio del Interior, que se arregle con quien sea, pero que sea respetado. Hay lugares, como la Plaza del Vigía, que son intransitables. Se cobra peaje y uno también ve, porque pasa a diario, el vino en la calle, las cajas de vino y, hablando pronto y mal, la mugre que dejan tirada, así como la falta de respeto a la gente que hay allí y la falta de respeto a los vecinos de ese lugar, que hace mucho tiempo solicitan que haya algo que regule ese tema. La situación ya es insostenible, a cierta hora no pueden salir de su propia casa porque les piden dinero para poder hacerlo o para parar sus coches, o les rayan los autos porque no les dan un dinero. Eso ya es inconcebible”, refirió.

En el bolillero

Por último Matteu aludió al problema de la inseguridad, al que consideró “lamentable”. “Yo sí asistí a algunas marchas y no asistí a hacer política. Asistí como un ciudadano de Maldonado que ha sido perjudicado por la violencia, porque me han robado a mano armada, porque me han agarrado a un hijo poniéndole un cuchillo en el cuello dentro de una farmacia cuando estaba trabajando. Asistí como ciudadano, no fui a hacer política y en ningún momento se me cruza por la cabeza sacar rédito de una barbaridad de esas, como sí veo que de repente algún dirigente político por ahí, por las redes sociales, dice: ‘Estamos esperando las cámaras de Antía para’… Déjense de embromar con las cámaras de Antía, busquemos la solución, busquemos que no nos sigan matando a todos, estamos todos en el bolillero, no sabemos a quién le va a tocar”, señaló.

“Tampoco sabemos si seguir, tampoco sabemos si tener las puertas abiertas, si ponerles más rejas, si estar cada vez más lejos del cliente, si cada vez trabajar menos. Busquemos soluciones, no busquemos la crítica, busquemos la crítica constructiva, no le peguemos al jefe de Policía, si muchas veces no tiene las herramientas para poder trabajar”, agregó.

Por último, pidió que sus palabras pasaran “al señor intendente de Maldonado, al señor director de Tránsito, al Ministerio del Interior, al señor jefe de Policía. Por ahí creo que estaríamos”, concluyó. La ponencia de Matteu recibió aplausos desde las barras.