Un individuo bien vestido se presentó en una vivienda de la calle Marco de los Reyes, donde reside un anciano nonagenario que tiene en el fondo otra pequeña casa para alquilar. El sujeto, de unos 60 años dijo que quería alquilar esa casa para su yerno y en el curso de la conversación pidió al propietario 5.000 pesos para realizar algunas mejoras.
Cuando el anciano fue a buscar el dinero, el sujeto lo siguió de modo de ver dónde lo guardaba y, aprovechando una distracción le sustrajo 30.000 pesos más y se fue. La policía investiga el hecho.

Contenido publicitario