El FA estima que “con suerte” la IDM cubrirá sus gastos hasta fin de año

Los “intentos desesperados de recorte de gastos y de inversión, aparecen como un tardío intento de evitar un aumento del déficit que resulta imposible”, dijo un informe de Alianza Progresista

Después de haber apelado a la Ley de acceso a la información pública, la bancada de Alianza Progresista accedió a la ejecución presupuestal de la IDM del primer semestre de 2019 y elaboró un informe, según el cuál, la situación financiera municipal ha continuado “agravándose”. Este año, una vez más, los gastos “superarán la recaudación y el déficit volverá a subir al fin del ejercicio 2019”. A fines de 2018 el déficit anual fue de 38% de la recaudación y llegó a un total acumulado de U$S 102 millones.
El informe señaló que los “ingresos netos totales de la Intendencia en el primer semestre fueron algo más de 4.181 millones de pesos”.
En tanto, “según el cuadro de Resultado del ejercicio del primer semestre, el gasto presupuestal común (Servicios Personales, Funcionamiento, Inversiones y Junta Departamental) alcanzó una suma superior a los 3.439 millones de pesos, a lo cual se debe sumar el Gasto en Vivienda Social que se presenta por separado como gasto extrapresupuestal por 121 millones de pesos, alcanzando entonces el total del gasto una suma de algo más 3.560 millones. En relación al ejercicio anterior hay entonces un descenso real del gasto común total registrado en el primer semestre de 339 millones (actualizando por inflación los valores de 2018 que fueron algo más de 3.899 millones de pesos)”.

Neto negativo
“Al gasto anterior se le agrega otros egresos extrapresupuestales y ajustes del ejercicio anterior por casi 41 millones de pesos por lo cual los egresos totales alcanzan la suma de casi 3.601 millones de pesos”, agregó el escrito.
“Los ingresos totales del semestre superan todavía a los egresos totales en casi 581 millones de pesos: mientras ese saldo desciende hasta cero en los meses siguientes al 30 de junio el ejercicio tendrá resultado positivo, y cuando los egresos superen a los ingresos el saldo será negativo, el ejercicio se volverá deficitario y se financiará con aumento de la deuda neta, el déficit acumulado que a fines de 2018 ya alcanzó los 3.295 millones de pesos (102 millones de dólares)”, indicó.
“La capacidad de endeudamiento bancario autorizado por la Junta Departamental ya ha sido usada en casi un 70% y alcanza la suma de $ 2.198 millones de pesos. Al 30 de junio ya se han emitido cheques diferidos por 307 millones de pesos, y otras deudas con diversos acreedores suman 310 millones de pesos, que agregados a las deudas bancarias totalizan un Pasivo Total a esa fecha que alcanza casi 2.816 millones de pesos, frente a a un Activo Total de 101 millones de pesos. La diferencia entre Activo y Pasivos, más un ajuste realizado en el cuadro informado es el déficit acumulado transitorio al 30 de junio: 2.715 millones de pesos cuando solo han transcurrido seis meses del año 2019”, agregó.
Dada la situación, “si la recaudación del segundo semestre se comportara como la del ejercicio 2018 y la información que nos ha sido entregada no sufre otros ajustes (ya que siempre tiene a la mitad del ejercicio un grado de provisoriedad), el total de la recaudación podría alcanzar los 1.650 millones”, señaló.
En tanto, en relación a los egresos, el escrito aclaró que “los servicios personales del segundo semestre, si se comportan como los del ejercicio 2018, pueden llegar a alcanzar la cifra de 1.360 millones de pesos”, mientras “los gastos de funcionamiento del segundo semestre, si fueran un importe igual al del primer semestre podrían alcanzar 1.200 millones de pesos”.
“Con el mismo criterio de un gasto igual al del primer semestre las transferencias a la Junta Departamental alcanzarán 100 millones de pesos (c) Conclusión: Si se suma al saldo que ha sido informado (581 millones de pesos) la recaudación estimada (1.650 millones) habría una masa disponible de 2.231 millones de pesos, para enfrentar los gastos del segundo semestre, gastos que en la estimación anterior ya alcanzan 2.660 millones de pesos, sin contar nada todavía de gasto de inversión”.

EJERCICIO DEFICITARIO
A juicio de AP, “esto permite estimar que en el ejercicio 2019 nuevamente habrá un ejercicio deficitario, que provocará otro nuevo aumento del déficit acumulado que supera los 102 millones de dólares del cierre de 2018, y que comprometerá muy seriamente la gestión de cualquier futuro gobierno”.
“Esta gravísima situación financiera, producto de una espantosa gestión presupuestal y financiera es la que motiva los intentos desesperados por recortar el gasto a las apuradas, y es lo que explica los anuncios de recortes de inversión anunciados al Municipio de San Carlos, los que se están produciendo en otras áreas y los que se seguirán conociendo en los próximos días”, sentenció el informe.
“Las causas son las mismas que se han indicado con documentos anteriores: ya hemos señalado el aumento desenfrenado del gasto en Servicios Personales, motivado por las cargos de confianza, las subrogaciones, los ascensos encubiertos y los nombramientos directos para satisfacer a su clientela partidaria, ya hemos señalado el aumento desenfrenado de los gastos de Funcionamiento sin justificación en la calidad de los servicios y hemos visto descender las inversiones. Con la mejor recaudación de laIntendencia este gobierno blanco no ha hecho ni una sola obra importante”, añadió.
Por último, el escrito señaló que “el Frente Amplio ha reclamado desde 2016 un cambio de rumbo, para que la Intendencia aporte algo al esfuerzo de inversiones y obras que realiza el gobierno nacional en el departamento, pero los documentos presentados ni siquiera han sido contestados. Ahora, estos intentos desesperados de recorte de gastos y de inversión, aparecen como un tardío intento de evitar un aumento del déficit que resulta imposible”, concluyó.