El Hemocentro implementó un plan para reducir impacto negativo de la contaminación por plástico

A través del Plan de Gestión de Envases, (fideicomiso PGE-CIU), los residuos irán a la planta de reciclaje de Cerro Pelado

Al compromiso de gestión de calidad ya asumido donde el Hemocentro ha logrado la certificación UNIT-ISO 9001 – 2015, ahora se incorpora un plan de preservación del medio ambiente cuyo objetivo final pretende no contaminar con envases plásticos, recipientes que se sirven con la colación que se les otorga a los donantes. Buena parte de estos productos que no se reciclan quedan como potenciales agentes contaminantes del ecosistema, o se eliminan mediante procesos no recomendados lo que facilita la emisión de gases contaminantes a la atmósfera o se arrojan a espacios naturales o vertederos aumentando el volumen de materiales sin procesar. Al permanecer innecesariamente en el entorno, estos residuos dañan la fauna y las especies que lo habitan.

Destino final
El Hemocentro implementó a través del Plan de Gestión de Envases, (fideicomiso PGE-CIU) un plan de acción con el objetivo de reducir el impacto negativo de la contaminación por plástico, ésta, asegura que los residuos plásticos recogidos se reutilicen como recursos. Estos son volcados en un recipiente especialmente acondicionado para recibir este tipo de material, el que luego será recogido por la IDM para tener como destino final, la planta de reciclaje en Cerro Pelado.