La Intendencia de Maldonado está llevando a cabo un plan de valorización y y creación de espacios públicos con el objetivo de establecer “áreas de convivencia para el disfrute de toda la familia”. Hablando de las grandes reformas que se está llevando acabo en El Jagüel, el director de Espacios Públicos, Ruben Pérez, afirmó que se pretende “aggionarlo pero manteniendo su tradición, además de mejorar todos los servicios”.
Los trabajos de reestructura del lugar presentan un avance del 50 %, por lo que se estima que en el mes de agosto quedará culminado el proceso. La inversión es íntegramente de la Intendencia de Maldonado y alcanza aproximadamente los 500 mil dólares; los trabajos fueron diseñados por un equipo de arquitectos, paisajitas y funcionarios municipales.
El Jagüel es parte del gran Bosque Municipal creado en 1900 por la Junta Económico-Adminstrativa presidida por Estanislao González. El parque se estableció en los años 30, cuando se creó un salón restaurante, una pista de patinaje, juegos infantiles y un gran “pajarera”, entre otras cosas. Allí se alquilaban caballos y había reuniones bailables.
Los juegos más modernos y las pintorescas esculturas surgieron de la mano de “Cocoy” Méndez en tiempos de Domingo Burgueño.
Próximamente, la comuna presentará juegos con un equipamiento de última generación; los atractivos serán más seguros y accesibles y tendrán mayor durabilidad.

Obras
El Jagüel abarca unas cuatro manzanas y es ideal para disfrutar al aire libre. El arquitecto Ángel Silveira sostuvo que la intención es que el lugar “ser el parque de Punta del Este”.
Para ello se ejecuta “una intervención grande y en profundidad” en la parte sanitaria que tendrá un bombeo hacia el sistema de colectores de la ciudad y brindará calidad a los servicios. Asimismo, se realizan intervenciones en la caminería interna -cunetas, cordones y tareas de paisajismo-; se construyen baños nuevos y un anfiteatro; se mejorará la iluminación y también se construye un cercado perimetral para mejorar la seguridad.
Paralelamente, se pondrán en valor los edificios patrimoniales existentes a través de un reciclaje que respeta los materiales y la originalidad de las infraestructuras. A esto se suma otra acción: Pérez adelantó que mediante un convenio con la Dirección General de Cultura de la IDM se prevé “impartir cursos dirigidos a niños con la finalidad de acercar la cultura a los más pequeños y a la comunidad en su conjunto”.
El jerarca destacó la función social que cumplen los espacios públicos de la ciudad “como herramienta para la construcción de la ciudadanía”; los parques mitigan los problemas sociales “porque dentro de ellos somos todos iguales”, señaló.

Contenido publicitario