El Placer: inauguran obras de acceso a un gran parque y demuelen las últimas casas que quedaban

Llega a su fin un proceso iniciado hace varios años que concluyó con el realojo de todos los asentados; el lugar vuelve a ser un espacio público para toda la población

El asentamiento El Placer, algunas de cuyas primeras casas habían sido levantadas por pescadores hace unos 60 años, fue definitivamente erradicado estos días al culminar un plan iniciado en el año 2012 que terminó de concretarse durante el actual gobierno comunal. El lugar se había transformado en un problema desde el boom edilicio de los años noventa, cuando se incrementaron los precios de los alquileres a causa de una ola inmigratoria que invadió el departamento. Cientos de familias se agruparon en varios asentamientos en los alrededores de Maldonado y muchos terminaron en El Placer.
Las primeras intenciones de realojo se habían previsto durante la administración de Domingo Burgueño (1990-1998) y luego con el anterior gobierno de Enrique Antía, cuando se firmó un acuerdo entre el gobierno nacional y la IMM. Mediante ese acuerdo, que fue firmado por Antía Y Bordaberry, el lugar fue cedido por el gobierno nacional al departamental. Desde entonces se maneja ese proyecto de realojar a la gente y armar una zona turística de entretenimiento.
Durante la administración de Óscar de los Santos las negociaciones con los vecinos se retomaron. Algunos residentes querían permanecer en el lugar porque trabajaban pescando en el arroyo Maldonado y otros aceptaban que se les ofreciera una casa en otro lugar a pagar a largo plazo. Finalmente, al cabo de largas y engorrosas negociaciones se firmaron acuerdos, se iniciaron procesos de desalojo y la Intendencia cedió al Mvotma terrenos donde construir bloques de apartamentos sobre la continuación de la avenida Aiguá. Fueron Los Tocones, I y II, y la manzana M, pero nadie se mudó. La construcción tardó 36 meses y hacia allí se mudaron, ya en el gobierno del Partido Nacional, 140 familias.
En tanto, en noviembre de 2017, el actual ejecutivo comunal envió un pedido urgente a la Junta, por “razones de necesidad y utilidad pública”, para expropiar los padrones 2483 y 2485 de Maldonado con el objetivo de realojar en esos terrenos a familias que entonces vivían en el barrio Kennedy y El Placer. Allí se conformarían 600 lotes con servicios, infraestructura y espacios verdes. Varias viviendas se inauguraron allí en los últimos días.

Parquizado
En total 175 familias fueron trasladadas y faltan 12 para culminar la totalidad del realojo. Este verano ya estará limpio el nuevo parque al costado del Arroyo Maldonado. Este sábado, con una inversión en nueva caminería de 3 millones de dólares, quedó habilitado el nuevo acceso y se demolieron las últimas casas.
El proyecto fue ejecutado a través de la Dirección General de Vivienda, que dirige Alejandro Lussich. El acceso a un gran parque público, que el turismo va a disfrutar este verano fue puesto en marcha este sábado con la inauguración de 2,5 kilómetros de pavimento e iluminación, así como rotondas.
“La ruta vieja, Aparicio Saravia, deja de ser de circulación desde hoy y el tránsito hacia Maldonado se hace por otra ruta nueva, con las condiciones de seguridad necesarias, marcando dos accesos al parque público. Se generó un bolsón de más de 12 hectáreas de espacio público y el Arroyo Maldonado vuelve a recuperarse para el uso de todos los habitantes del departamento”, informó la comuna.
Antía aseguró que “los vecinos aceptaron ser trasladados a un nuevo barrio cuando en 2015 los visitaron con el desalojo en mano. Dijo que hablaron con todos los vecinos, armaron una mesa de trabajo y se pusieron a trabajar con comisiones hasta el realojo final. Lo definió como un proyecto social muy valioso que le va a dar mucho resultado al país y al departamento”.