elpulpito2

En un reportaje que concedió ayer a FM Gente, el director de Vivienda de la Intendencia, Alejandro Lussich, aseguró que la mayor parte de los vecinos de El Placer está de acuerdo en mudarse a otra parte, que sería el barrio ya fraccionado y urbanizado que se ubica en el extremo este de la avenida Aiguá.

Lussich comenzó por asegurar que por más que la Intendencia “tenga una clara voluntad política de atender el tema de la vivienda, precisa la ayuda del gobierno nacional”
“De ahí la convocatoria que realizó el intendente (Enrique) Antía. Nosotros participamos de la primer reunión con los diputados y encontramos muy buen ambiente, y estamos a la espera de que nos lleguen las respuestas de los distintos partidos para poder seguir adelante y establecer claramente una política de Estado”, indicó. Asimismo, dijo que el gobierno comunal espera el apoyo de los legisladores nacionales del departamento en esta materia.

Realojos

En cuanto a las soluciones pensadas para El Placer, Lussich aseguró que se mantendrá lo previsto por la pasada gestión comunal. “La administración anterior había dispuesto el inicio de acciones de desalojo a los ocupantes del asentamiento El Placer a los efectos de que el Estado, la intendencia, recuperara esa tierra. Son predios que consideramos que deben ser usufructuados por toda la ciudadanía de Maldonado y no por un grupo de personas”, declaró.
“En conocimiento de que iban a llegar los cedulones por el trámite judicial normal que llevan en el Poder Judicial este tipo de asuntos, el intendente dispuso que lo acompañáramos a El Placer a hablar con los vecinos. La doctora Adriana Graziuso, que es la directora de Asuntos Legales, y quien les habla, (fuimos) para establecer un diálogo con los vecinos antes de la llegada de los cedulones”, agregó.
De todos modos, señaló que no es posible hallar “una solución única, homogénea para las 160 familias a las cuales les llegó el cedulón”, y adelantó que se está realizando un nuevo censo en el barrio. “Lo que no va a caminar es el prepo, lo que no va a caminar es la imposición del gobierno sobre todos los ciudadanos; nosotros vamos a conversar, a agotar todas las instancias de diálogo”, aseguró.
Asimismo, dijo que muchos de los vecinos del asentamiento han hecho saber, por escrito, que están dispuestos a ser realojados.

Mudanzas
Lussich aclaró que el barrio presenta varias complejidades dentro de una mayor. Allí viven unas 160 familias, algunas de las cuales son de pescadores que no podrían ser trasladadas porque dependen de su tarea en el arroyo. Además, hay comerciantes que trabajan con las familias asentadas. Indicó.
“Hay un proyecto del gobierno anterior que establecía que casi el 90% de los habitantes de El Placer iban a ser realojados en un predio que está en Lomas de San Martín, continuación avenida Aiguá, pegado a donde están construyendo el Liceo 6”, situó.
Allí hay “una obra muy importante que la intendencia anterior dejó contratada, adjudicada, y donde se había dispuesto que fueran todos, la mayoría de los realojos de El Placer”, explicó.
“Nosotros no vinimos con ánimo fundacional ni a deshacer todo lo que se había hecho. Lo que está bien, está bien, lo que está mal está mal, y lo que está más o menos hay que mejorarlo”, acotó.
“Va a ser la primera propuesta que le vamos a hacer a los vecinos del barrio, Quien quiera ir para ahí no va a tener ningún inconveniente, la obra está por comenzar, en un lapso más o menos breve puede estar terminada. Es una zona urbanizada con todos los servicios, donde creemos que puede llegar a la mayoría de la gente de El Placer. Y después conversaremos con el resto de los vecinos, con los que esa ubicación no les parezca (buena)”, señaló.
Por otra parte, confirmó que se mantiene la propuesta de convertir El Placer en una zona de esparcimiento para la juventud, aunque eso se hará cuidando de no arruinar el medio ambiente ni el descanso de los vecinos.

Ido de las manos

Lussich aseguró ayer que la situación de la mayoría de los asentamientos de la zona ha escapado del control de la comuna. “Se ha ido totalmente de las manos ese tema. En la intendencia (hay) un censo de Los Eucaliptus, de 2012, con 400 familias viviendo en el barrio, y 400 denuncias de usurpación que hizo el gobierno anterior”, señaló.

A su juicio, “este es un tema que no puede resolver un gobierno o una intendencia por sí sola, precisamos una política de Estado porque no se resuelve en cinco años; precisamos apoyo del gobierno central”, indicó.

Contenido publicitario