fugado

Gracias a un cerco policial establecido en la manzana comprendida entre las calles Avda. Rocha y Julián Laguna, de la ciudad de San Carlos, el recluso fugado, Luis Alberto Galo Píriz, pudo ser detenido y sometido a la justicia, que lo halló culpable de nuevos delitos. El sujeto, que había huido hace unos días del hospital de Maldonado, estaba preso por un robo cometido en un supermercado de Aiguá junto a otros secuaces.

La Policía lo ubicó en San Carlos y montó una vigilancia permanente para atraparlo. Cuando el sujeto vio que lo tenían cercado, se tiroteó con los agentes y se ocultó en una casa. En las primeras horas de la madrugada de este sábado, la dueña de la vivienda alertó a la Policía sobre la presencia del fugado dando autorización para que el Grupo de Reserva Táctico ingresara a detenerlo.

Los agentes optaron por montar una vigilancia nocturna y lo detuvieron a primeras horas de la mañana del sábado. En esa casa vivía un matrimonio joven y su hijo.

El arma que el delincuente robó al efectivo que lo custodiaba fue incautada en un terreno contiguo a la finca. Luego el recluso fue derivado a un centro asistencial de Maldonado. Más tarde fue puesto a disposición de la Justicia que lo imputó de nuevos delitos, entre ellos dos rapiñas.

Contenido publicitario