esposas

 

En horas de la tarde del lunes el titular de la Sede Penal de 10mo turno dispuso el procesamiento con prisión de un hombre identificado como José Darío Arias Silveira, poseedor de antecedentes penales por reiterados delitos de violencia privada, dos de ellos en concurrencia fuera de la reiteración con un delito de violación de domicilio agravado en reiteración real con un delito de atentado agravado.

El pasado 11 de los corrientes se presentaron en Seccional Sexta, un hombre y una mujer, mayores de edad, y radicaron denuncia por amenazas hacia ambos y su familia de la expareja de uno de los denunciantes.

El ahora procesado concurría al domicilio de los denunciantes y los amenazaba si su pareja no retomaba la relación con él. Efectivos de la Seccional Sexta realizaron las indagatorias del caso e interiorizaron de los hechos al magistrado de turno que, finalmente, dispuso el procesamiento del acusado.

Procesado por calumnia

El caso del individuo que había simulado el hurto de su moto llegó a su final con un procesamiento por un delito de calumnia. El hecho, que había tenido varios giros, comenzó el pasado fin de semana, cuando un individuo aseguró en la seccional sexta que lo habían amenazado con arma de fuego para hurtarle una moto marca Winner 110cc de su propiedad.

Tras ser ubicada la finca donde se encontraba la moto, el supuesto autor del robo fue detenido pero, para sorpresa de los efectivos, el hombre alegó que había comprado el vehículo y que tenía en su poder los documentos que lo probaban.

La circunstancia hizo que el denunciante confesara que había vendido su bien y que era falso que lo habían rapiñado.

Finalmente, todo pasó a manos del juez letrado de de 10mo Turno, quien dispuso dejar detenido al denunciante y luego lo procesó con prisión por un delito de calumnia. Se trataba de Federico Figueredo Rodríguez, quien ya poseía antecedentes penales.

Trabajos comunitarios

Mientras tanto, la Jefatura dio cuenta de varios condenados por incumplimiento a la Ley de Faltas. En la tarde de este lunes la jueza de Paz departamental de Maldonado determinó lo siguiente:

Una uruguaya de iniciales A.M.V.M., de 44 años de edad, deberá prestar trabajo comunitario por el término de 9 días, dos horas por día en calidad de autora responsable de las faltas previstas en el Art. 365 de la Ley Nº 19.120 inciso 2 (Conducción de vehículos motorizados sin la autorización correspondiente).

Un uruguayo de iniciales M.A.B., de 23 años de edad, prestará trabajo comunitario por el término de 8 días, dos horas por día en calidad de autor responsable de las faltas previstas en el Art. 365 de la Ley Nº 19.120 inciso 2 (Conducción de vehículos motorizados sin la autorización correspondiente).

Un uruguayo de iniciales P.N.P.R., de 22 años de edad, prestará trabajo comunitario por el término de 8 días, dos horas por día en calidad de autor responsable de las faltas previstas en el Art. 365 de la Ley Nº 19.120 inciso 2 (Conducción de vehículos motorizados sin la autorización correspondiente).

 

Contenido publicitario