El viernes pasado, después de tres meses de trabajo en conjunto de la Intendencia y el Mides, quedó habilitado el nuevo refugio para personas en situación de calle. Mientras se efectuaron los arreglos los usuarios fueron alojados de manera transitoria en el Campus, “lo cual nos dio una experiencia importante y nos permitió detectar más personas en situación de calle de las que se habían censado”, dijo el intendente en su visita al lugar.
El Batallón de Ingenieros Nº 4 aportará otro espacio los días en donde se superen los 50 cupos disponibles, al tiempo que para el funcionamiento de este nuevo sector “el Mides ya tiene un acuerdo con la ONG Fundación a Ganar para gestionarlo”.
Los hombres serán asistidos en el nuevo refugio, mientras que las mujeres que soliciten ayuda contarán con un espacio de contención proporcionado por la Fuerza Aérea.

Contenido publicitario