La Asociación de Agencias de Viajes del Uruguay (AUDAVI) se reunió en la tarde de este miércoles en Torre Ejecutiva con autoridades del gobierno, con el objetivo de solicitar que se decrete la emergencia turística y a la vez proponer una serie de medidas que permitan una salida conjunta a la grave situación que atraviesa el sector turístico uruguayo.
El sector, integrado por más de 120 agencias de viajes registradas en el Ministerio de Turismo, brinda trabajo a más de 3.000 familias en forma directa y unas 7.500 en forma indirecta, pero hoy, el 98% de los empleados de esas agencias están en seguro de paro y el 100% de esas empresas mantienen sus puertas cerradas, indicó el presidente.
Por esa razón, plantearon durante la reunión con el secretario de la Presidencia Dr. Álvaro Delgado y el Prosecretario Dr. Rodrigo Ferrés : “el pedido de emergencia turística en nuestro sector y en especial el auxilio económico financiero para poder mantener abiertas las empresas y salvar los puestos de trabajo”, explicó Carlos Pera, presidente de AUDAVI.
La ayuda del gobierno aseguró el presidente de AUDAVI, sería fundamental para que las agencias de viaje puedan sobrevivir.
“La ayuda económica-financiera implica la reducción de costos, ya sea en postergación (no estamos hablando de exoneración) de impuestos y de tarifas, a los efectos de reducir el costo de todas esas empresas”, expresó Pera, y ejemplificó que una agencia pequeña, estando cerrada, tiene un costo fijo que oscila los 15 mil dólares mensuales.

Reprogramando
Las pérdidas del sector de las agencias de viaje han sido de 2 a 2,5 millones de dólares mensuales entre todas las agencias.
“Casi el 80%-85% de los pasajeros han reprogramado sus viajes a futuro. Hay que buscar una forma de asegurar que todos los participantes, sobre todo el consumidor final, pueda reprogramar su viaje con total tranquilidad”, dijo Pera.
Pera explicó además que las agencias son intermediarios y así como ayudan a obtener los pasajes, también ayudan a obtener la devolución de ese pasaje.
“La mayoría de las agencias de viaje son pequeñas y medianas. Cualquier empresa que durante 3 meses tenga facturación cero o facturación negativa, va a depender de la espalda de cada empresa para sobrevivir. Y nosotros lo que estamos planteando con estas propuestas es aumentar esa espalda para que, en este período, que puede llegar a extenderse unos meses más, se pueda garantizar la sobrevida financiera de esas empresas”, afirmó el presidente de AUDAVI.
Pera destacó el excelente recibimiento que tuvieron por parte del gobierno y adelantó que la idea es generar una mesa de trabajo entre la AUDAVI, el Ministerio de Economía, el Ministerio de Turismo y el Poder Ejecutivo “a los efectos de poder llegar en ese ámbito de trabajo conjunto a una solución para nuestro sector”.
Los empresarios trabajan e intercambian con sus pares europeos y latinoamericanos en una programada y paulatina apertura de la actividad turística a nivel mundial, donde también se desarrollan protocolos y planes para poder reprogramar gran parte de los servicios contratados. Sin embargo, dijo Pera, aún no se sabe cuándo el gobierno decidirá abrir las fronteras. “Hubo aumentos de casos en Argentina y Brasil, por lo que la apertura de esas fronteras se ve un poco más lejana. En cuanto a los viajes a Europa, podrían hacerse punto a punto, por ejemplo, Montevideo con Madrid. Eso, según nos dijeron desde el gobierno, podría ser una posibilidad para evaluar”, informó el presidente de Audavi a la salida de la reunión.