CONSUMO

La Federación Uruguaya de Empleados de Comercio y Servicios (Fuecys) decidió por amplia mayoría no aceptarla última propuesta que ideó el Poder Ejecutivo para destrabar el Consejo de Salarios en el sector supermercados. En consecuencia, el gremio decidió realizar un “paro general de tres días” con ocupación de los puestos de trabajo en 100 puntos del país. Esto ocurrirá desde el jueves 22 al sábado 24 de diciembre, según dijo ayer al diario capitalino El País el secretario de Organización del sindicato, Carlos Baiz.
De todos modos, el dirigente dijo que los trabajadores no desean “agarrar de rehén a la población” por lo que pararán en “lugares estratégicos” de modo que no haya barrios que queden sin supermercados en los días anteriores a la Navidad. Todos estos detalles se van a resolver en una reunión que el sindicato realizará hoy viernes en Montevideo.
Por otra parte, Baiz acusó a la Asociación de Supermercados de “hacer la plancha” y haberse quedado 94 días en la pasividad antes de realizar una propuesta.

Nones

El rechazo a la propuesta que había diseñado el gobierno, que tercia en los consejos de salarios, fue notificada por el gremio a través de un correo electrónico que fue despachado el miércoles, al cabo de una nueva reunión de negociación.
“El sindicato está molesto porque dice que ha dejado muchas reivindicaciones por el camino y no ha logrado su principal meta de que en los supermercados se pague $20.000 nominales de salario mínimo retroactivos al pasado 1º de julio, que se incremente a $300 el pago anual (hoy rondan los $180) por antigüedad y que los trabajadores cambien de categoría cada seis meses como ya ocurre hoy, por ejemplo, en el Grupo Casino”, explicó el diario capitalino.
La propuesta del gobierno suponía un salario mínimo nominal de $20.000 a partir del 1 de julio del año próximo y solamente a partir de la denominada “segunda categoría”.
Actualmente, hay unas 40 mil personas trabajando en los supermercados de todo el país.

 

Contenido publicitario