Los empresarios de Punta del Este tratan por estas horas de definir la forma de enfrentar la megadevaluación del peso argentino que deja al país en una complicada situación de cara a la próxima temporada veraniega. Tanto las autoridades comunales como los comerciantes y otros empresarios de todo Maldonado han comenzado con la confección de paquetes para vender en el mercado argentino y el brasileño.
El director general de Turismo de la IDM, Luis Borsari, explicó a Correo de Punta del Este que se trata de propuestas que incluyen el pasaje aéreo, alojamiento, almuerzos y hasta entradas a los cines del balneario, incluido el alquiler de bicicletas.
“Los paquetes comienzan desde las dos noches, para aprovechar el vuelo que llega el viernes y se va el domingo. Si un turista compra un paquete de tres noches solo pagará una. Las otras dos correrán por cuenta del Centro de Hoteles y la Intendencia de Maldonado”, indicó Borsari. “Si el turista quiere pasar más noches, el aporte de todos va en la misma proporción”, añadió.
La Intendencia colaborará deduciendo el costo de la habitación de los impuestos y tasas municipales que debe pagar el establecimiento hotelero. “Además, como explico medio en broma, incluimos una suerte de amenities. Esto supone comidas de los restaurantes adheridos al sistema, y otros beneficios como las entradas a los cines y hasta el alquiler de bicicletas”, confirmó Borsari.

Ochentosa
La complicada situación cambiaria que vive el principal emisor de turistas para nuestro país hace recordar a las crisis de los años ochenta, cuando la cotización del dólar en las pizarras de los cambios de la city porteña saltaba por los aires.
“Esta crisis argentina no solo es de manual, es ochentosa”, confió un empresario puntaesteño. Enseguida bromeó, diciendo que de algún lado sacará una vieja libreta donde anotó lo que ocurría en esos años cuando, con la temporada a la vista, estallaba la relación del peso argentino contra el dólar.
Ahora otra vez la crisis está a la vista. Hace justo un año, un turista argentino recibía 128 pesos uruguayos por cada 100 pesos argentinos presentados en los cambios de la zona.
Anoche, los 100 pesos argentinos apenas consiguieron 56 pesos uruguayos, lo que implica una devaluación de 56% respecto de la moneda uruguaya. La situación es más difícil aún si se toma en cuenta el descalabro del peso argentino frente al dólar, que se disparó.
De cara a esa realidad, no todos son nubarrones. Algunos empresarios gastronómicos celebran el reintegro de la devolución total del IVA resuelta semanas atrás por el gobierno y suman otros atractivos. Por ejemplo el “dólar gastronómico”, por encima de la cotización del billete verde en los cambios del balneario. “Dólar a 34 pesos” se puede leer en un pizarrón de los usados habitualmente para anunciar todo tipo de platos como el tradicional “Hoy buseca”, entre otras exquisiteces de la cocina local. El pizarrón se suma a los descuentos que ofrecen las principales tarjetas de crédito que operan en el balneario.

Macri ya no es tan santo
La crisis cambiaria que sufre la moneda argentina llegó a las costas del balneario y cambia las expectativas de comerciantes y dueños de apartamentos o casas destinados al alquiler por temporada. Se estima que el próximo verano ya no estarán los visitantes de la clase media argentina, que regresaron al balneario a partir de diciembre de 2015, cuando asumió el presidente Mauricio Macri. De tal manera se instaló esa idea en los últimos días, que el apodo de “san” colocado antes del apellido del presidente argentino como agradecimiento al atraso cambiario que experimentó la moneda del vecino país en los dos últimos años, comenzó a desaparecer de la boca de algunos empresarios locales.

Gentileza coloniense
Algunos turistas argentinos que han llegado en estos días a Maldonado relataron con sorpresa y agrado cómo en Colonia del Sacramento el restaurante Gitana colocó en la puerta del establecimiento un peculiar cartel. “Argentino, sos mi amigo. Entrá, comé, tomate algo y pagá lo que te parezca justo y esté a tu alcance. Hoy por ti mañana por mí”.
Una turista argentina que asistió al lugar contó que la moza del restaurante le dijo que le daba vergüenza cobrarle el monto de lo que había consumido ya que era demasiado para ellos en este momento, por lo que les aplicó un descuento. Esta especial atención al cliente estuvo destacada en programas periodísticos argentinos de esta semana, que la consideraron una gentileza.

<tituo> Los precios de viajes aéreos
La compañía Aerolíneas Argentinas salió al mercado en las últimas horas con una agresiva tarifa para sus vuelos domésticos. En un comunicado dado a conocer a la misma hora que el presidente Mauricio Macri explicaba las medidas de ajuste, la aerolínea estatal argentina dio a conocer el costo mínimo para volar dentro del hermano país. A partir de la víspera, un pasaje Baires-Mendoza-Baires cuesta 1.408 pesos argentinos por pasajero, unos 37 dólares. A Bariloche unos 49 dólares por pasajero y a Iguazú unos 37 dólares ida y vuelta por pasajero, y eso en cómodas cuotas. En cambio, el trayecto Buenos Aires, Laguna del Sauce, Buenos Aires cuesta 333,98 dólares sin contar impuestos y tasas. La diferencia es tenida en cuenta por los empresarios de Maldonado, que han comenzado a estudiar planes compensatorios.

Contenido publicitario

1 COMENTARIO

  1. Punta del Este es bella pero necesita bajar los preciso em general urgentemente.
    los servicios de marina son muy caros.
    los restaurantes han disminuido el tamaño de los platos y el aumento de los precios
    comercio de ropa y un absurdo
    los precios de los inmuebles para comprar y los gastos mensuales son muy altos.
    es más barato para los brasileños ir a la florida que ir a uruguay
    por qué ir a punta si existe florianopolis
    punta de este necesita ser un poco más modesto
    Soluciuon : Precios precios precios nada mas !!!
    saludos

Comments are closed.