Entrevistado por Radio Montecarlo en torno a los tres asesinatos que se produjeron en el departamento en las últimas horas, el intendente de Maldonado, Enrique Antía, estimó que la actual situación de inseguridad es “un desastre”, producido por el “acostumbramiento” a la violencia que ha crecido en los últimos años. “Es el desmadre de la violencia en el país y también en San Carlos; es un desastre”, aseguró.
No obstante, dijo esperar que a partir del 1º de marzo, cuando asuma el nuevo gobierno se realicen ajustes en la represión del delito, porque “nadie anda tranquilo caminando por esas zonas”. La pizzería en la que falleció el efectivo policial tras intercambiar disparos con un delincuente está en una zona próxima a un barrio que se caracteriza por la inseguridad, indicó.
El intendente aventuró que la raíz de estos hechos de violencia es el consumo de estupefacientes. “Es la droga y todo lo que la droga trae. Yo hablé hoy de mañana con el Jefe de Policía. Es una familia que pierde un familiar, la señora viene de Rivera, todavía no llegó. Es un desastre. Es una mala señal para el país”, sentenció el jefe comunal. Además, estimó que estos casos obedecen a un “desmadre” que hubo en esta materia. “Eso no cabe duda”, agregó.

Pasamanos
A juicio de Antía, una sociedad en estas condiciones “no funciona”. “Fíjese que, oh casualidad, apareció un embarque de cocaína y aparecieron cinco o seis embarques más. Tenemos récord en algunos meses de embarques de cocaína y resulta que no hay nadie responsable”.
¿(Somos) solamente los pasamanos? -se preguntó. Esto hay que ir a fondo, hay que ir a controles mucho más estrictos y un trabajo muy importante de inteligencia. Nos invadió el tráfico de droga y somos lugar de paso. Además, el procedimiento de esa gente por lo que me dice la gente que conoce, pagan con droga y no con plata y eso multiplica el desastre”, añadió.

Contenido publicitario