PORLATIERRA1

Enterados de que la empresa multinacional Monsanto realizaba un congreso en el hotel Conrad, vecinos de la zona se congregaron frente al establecimiento y se manifestaron en contra de la firma. Se dice que unas dos mil personas se hallaban participando del cónclave de la polémica empresa, que se dedica a la producción de agroquímicos y es permanentemente acusada de actuar de manera escasamente ecológica. La firma controla alrededor de 90 por ciento del mercado mundial de semillas transgénicas. Años atrás fue multada en varios países por comercializar diversos productos, como el DDT, que luego resultaron ser nocivos para la salud. Entre ellos estaba el agente naranja, usado durante la guerra en Vietnam y responsable de la muerte y el desarrollo de cáncer en miles de civiles inocentes.

 

Contenido publicitario