En horas de la noche del martes se cometió un hurto en una finca de las calles Leonardo Olivera y Pedro Agorrody de la ciudad de San Carlos. Según lo averiguado por efectivos policiales, dos individuos se habían llevado 10 metros de tejido de acero que se encontraba sobre un muro para seguridad de la casa. Inmediatamente un móvil del Grupo P.A.D.O. realizó una recorrida en las inmediaciones y avistó a dos individuos ocultos en un predio cercano al lugar del hecho portando el objeto hurtado y una pinza. Expuestos ante la justicia competente, se dispuso la condena de Robinson Javier Graña Luberto, de 21 años, como autor penalmente responsable de la comisión de un delito de violación de domicilio en concurrencia fuera de la reiteración, con un delito de hurto especialmente agravado por la pluriparticipación, en grado de tentativa, a la pena de 4 meses de prisión de cumplimiento efectivo. Y la condena de un hombre de iniciales F.G.S, de 22 años, por la comisión de un delito de violación de domicilio en concurrencia fuera de la reiteración, con un delito de hurto especialmente agravado por la pluriparticipación, en grado de tentativa, a la pena de 4 meses de prisión, que se cumplirá con 3 meses de arresto domiciliario nocturno y realización de trabajo comunitario.

Contenido publicitario