comisaria

 

En San Carlos, la Policía debió intervenir para detener una salvaje pelea entre perros, según informó FM Gente. El combate canino se produjo en la calle Lavalleja, a la altura de Leonardo Olivera, y fue tan grave como para que los vecinos llamaran a la Policía.

Los agentes que concurrieron al lugar debieron utilizar balas de goma para separar a los animales, entre los que había un fornido pitbull.

Lo curioso es que otros vecinos se alarmaron al escuchar los disparos y en vez de llamar a las autoridades telefonearon a la emisora fernandina para expresar su temor de que se estuviera produciendo un delito.

Contenido publicitario