carcel

Las rapiñas no son un flagelo exclusivo de los habitantes de la zona sur del departamento. También el vecindario de Pan de Azúcar las padece y ya no hay quien viva tranquilo o se considere inmune a la posibilidad de pasar un mal rato. Felizmente, la Policía de las pequeñas localidades tiene mayores posibilidades de identificar a los delincuentes y las aprovecha. Así es que este fin de semana atrapó y derivó a la justicia a dos individuos, uno por rapiñar y otro por encubrirlo.

El juez penal de 2° Turno determinó el procesamiento y prisión de Nelson Hugo Villar Regueira, de 23 años, poseedor de antecedentes penales, imputado por la presunta comisión de un delito de Rapiña especialmente agravada. La misma suerte corrió un hombre de iniciales S.A.S.P. de 22 años, quien fue imputado de la presunta comisión de un delito de encubrimiento.
La rapiña tuvo lugar el pasado viernes hacia la hora 18 en una panadería ubicada en calle Centauro de aquella jurisdicción. Los uniformados llegaron al lugar y entrevistaron al propietario, quien expresó que mientras se encontraba trabajando en su comercio ingresó un sujeto con el rostro cubierto y un arma en la mano, amenazó a los presentes y exigió que le entregaran dinero. Uno de los clientes le entregó $ 500 y el sujeto huyó del lugar, pero la Policía no tardó en ubicarlo. El arma utilizada para la rapiña se encontraba en el domicilio del sospechoso; era un revólver calibre 32. Pronto también se ubicó a su cómplice.

Contenido publicitario