Un hombre de iniciales C.T.D.L., de 27 años, fue condenado a 8 meses de libertad vigilada como responsable de los delitos de desacato agravado; atentado agravado en concurso formal; lesiones personales y daño agravado en régimen de reiteración real.
El encausado es el sujeto que hallándose alcoholizado,en la madrugada del pasado domingo conducía a alta velocidad un automóvil por la rambla de Punta del Este, y eludió un control en la Parada 1 atropellando a un funcionario de la Policía de Tránsito. El agente estaba cumpliendo tareas de apoyo a inspectores de la Intendencia de Maldonado.
Cuando los funcionarios vieron que el auto se dirigía a ellos a gran velocidad le hicieron señales para que detuviera la marcha. No obstante, C.T.D.L. no hizo caso alguno y embistió al funcionario policial. Acto seguido, se dio a la fuga por lo que fue perseguido y detenido. Cuando se le solicitó la documentación, el hombre rompió un vidrio del móvil policial y debió ser reducido. Se le practicó una espirometría en la dependencia policial que arrojó un resultado de 2.44 gramos de alcohol por litro de sangre. Una borrachera considerable.

En casa
La justicia le imputó cuatro delitos cometidos. Durante tres meses estará bajo arresto domiciliario nocturno, de 22 a 6 horas. Solo podrá salir de su casa a trabajar. Durante ocho meses no podrá modificar su domicilio, ubicado en el límite de los barrios Odizzio y Jardín los Treinta y Tres de Maldonado. También deberá presentarse una vez por semana ante la seccional policial 6ª del barrio Maldonado Nuevo.