plantamarihuana

Mientras centenares de turistas arriban al país ansiosos por gozar del derecho de fumar cannabis libremente, los consumidores uruguayos siguen operando clandestinamente y exponiéndose a ser procesados por la justicia. Este miércoles, por ejemplo, efectivos de la Seccional Quinta concurrieron a una finca ubicada en Balneario Solís donde se presumía que hallarían plantas de marihuana.

Los agentes entrevistaron al propietario de la finca, un uruguayo de 41 años de edad, quién accedió a la inspección ocular. Así se encontraron 25 plantas de cannabis, 8 tubos de pelotas de tenis con cogollos (flor seca de cannabis), cinco bollones con cogollos, un frasco con semillas, un frasco con cogollos en aceite, 4 bolsas ziploc con cogollos con diferentes nombres y 1 latita de semillas y una latita con cogollos, una latita de cigarrillos con sustancias similar a marihuana, 1 desmorrugador plateado, un estuche de rollo de fotos con sustancia similar a marihuana, 4 tucas y una balanza de precisión.

Enterada del caso, la magistrada de Paz de la 5ta Sección en coordinación con la Magistrada de la Sede Penal de turno dispusieron que se incautaran todos los efectos y plantas y quedara detenido el propietario de la finca. Ayer debía ser llevado al juzgado.

Contenido publicitario