peatonal

Una encuesta realizada por el Departamento de Estudios Económicos de la Cámara Nacional de Comercios y Servicios del Uruguay (CNCS), reveló que la actividad comercial esta sufriendo un deterioro que en algunos casos ya lleva dos años ininterrumpidos. Esto se debe al desfavorable contexto internacional, a la inflación por encima del rango meta, a la apreciación del dólar y al aumento de los costos salariales por encima del comportamiento de la actividad. La encuesta incluyó a 397 locales comerciales y datos aportados por ASCOMA.

La desaceleración que atraviesa la economía uruguaya, comienza a hacerse cada vez más visible, sobre todo en el rubro Comercio y Servicios, en un contexto en el que, en el último trimestre, el Índice de Precios al Consumo aumentó con respecto al mismo período del año anterior en un 8,39%, el dólar un 16% y los salarios un 11%. Al mismo tiempo las importaciones cayeron en todos los rubros, con variaciones que van desde un 5,4% en el rubro Ferreterías, hasta un 22% en Electrodomésticos.

De manera similar a lo observado en el trimestre inmediato anterior, los rubros que vieron más resentidos sus niveles de venta fueron los dedicados a la comercialización de bienes duraderos de carácter importado como electrodomésticos, ferreterías y pinturerías, vehículos y maquinaria agrícola, a los que se suma el sector hotelero, en el que el contexto regional adverso impacta directamente.

Lo mismo pasa con el rubro Supermercados, donde las ventas en el segundo trimestre cayeron un 0,9% en términos reales. De esta forma, en la primera mitad del 2015 el comportamiento de las ventas sigue la misma tendencia de los dos años anteriores: situación de estancamiento e incluso presentando un leve retroceso.

En menos

De acuerdo al estudio, la caída en el sector de la construcción afectó principalmente a las pinturerías, cuyas ventas cayeron un 11,8%, aunque en el rubro Ferreterías Industriales, Ferreterías y Pinturerías y Ferreterías Mayoristas la caída fue del 7% en el último trimestre. Las barracas acumulan tres años de resultados negativos en el volumen de ventas: la caída fue de un 1,9% en el trimestre y un 2,5% en los últimos 6 meses.

La venta de automóviles y utilitarios 0Km también cayó los primeros seis meses del año, acumulando un resultado negativo de un 6,3%. La hotelería acumula un 5% de caída en el semestre, dijo el informe.

Perspectivas

El 68% de los empresarios encuestados creen que la situación económica seguirá a la baja, en tanto un 28% opina que permanecerá igual y un 2% que mejorará. Un 55% espera que la rentabilidad siga cayendo debido a la persistente caída de las ventas y el incremento de los costos.

Debido a esto, los empresarios frenarán el flujo de inversiones en un 55% y un 38% la contratación de nuevo personal.

Si bien se espera un crecimiento de la economía mundial impulsada por la estadounidense, las perspectivas regionales no son buenas. Para el presente año los analistas esperan que la economía de Brasil se contraiga un 1% y la Argentina un 0,3%.

 

Contenido publicitario