La firma Baluma SA, propietaria del complejo hotelero Enjoy de Punta del Este, deberá pagar a su ex directora de marketing, la argentina María Silvina Luna Hipbert, una millonaria suma como concepto de indemnización.
Se trata de una de las indemnizaciones más altas registrada en la historia de las demandas laborales del país, de acuerdo a consultas efectuadas por Correo de Punta del Este entre abogados locales. El expediente se encuentra en este momento en el procedimiento de ejecución de sentencia a partir del fallo en segunda instancia. De esta forma se ajustará el costo de la indemnización a pagar a Luna.
Luna Hilbert ingresó hotel Conrad en setiembre de 1996 como gerente de relaciones públicas. Con el correr de los años fue escalando posiciones hasta llegar a desempeñarse en un punto clave de la empresa: directora de marketing.
Luna Hilbert fue despedida el 31 de octubre de 2015 en medio del recambio registrado en el complejo como consecuencia de la compra del paquete accionario de la firma por parte de la empresa chilena Enjoy.
La ejecutiva radicó una demanda laboral en el juzgado de 7º turno de Maldonado donde, el 15 de junio de 2018 se falló a su favor.
“Acogiendo parcialmente la demanda y condenando a Baluma S.A. a abonar a la actora la suma de U$S 3.098.514 (tres millones noventa y ocho mil quinientos catorce dólares americanos) por concepto de horas extras, descanso semanal trabajado, feriados, diferencias de salario vacacional y licencia, diferencia en los rubros del egreso, incluido el 10% de multa, incluido el 10% de daños y perjuicios, más los intereses que se calcularán al momento del pago y desde la fecha de exigibilidad de cada rubro, sin especial condenación”.

Apelando
El fallo en primera instancia fue apelado por Baluma SA. El expediente pasó al Tribunal de Apelaciones que confirmó el fallo en primera instancia de forma parcial. “Confírmase la sentencia apelada salvo en lo que refiere al jornal base para el cálculo de la condena en lo que se revoca (..). Costas del grado a la demandada, sin especial condena en costos”, sostuvo. La decisión en segunda instancia redujo en una tercera parte la indemnización dispuesta por la jueza de Maldonado.
Tanto la parte actora como la demandada interpusieron recursos de casación ante la Suprema Corte de Justicia. Los abogados de Baluma SA se quejaron de algunos montos resueltos en el juicio. A su entender, “la impugnada incurrió en un absurdo evidente, pues omitió analizar en forma íntegra la prueba testimonial y documental obrante en autos. Ello condujo al dictado de un fallo arbitrario e infundado, que condujo a que la actora se beneficiara de nada más y nada menos que de la suma de U$S1.190.706 por concepto de horas extras”. “Quedó probado que la señora Luna gozaba de descansos compensatorios cuando no le era posible gozar del descanso semanal conforme al art. 8 de la ley nº 7.318. El Tribunal ordenó erróneamente el pago del rubro, ignorando completamente las defensas planteadas al contestar la demanda”; sostuvo.
Por esta razón, Baluma SA pidió que fuera amparado su recurso de casación y que por consiguiente se anule la impugnada en cuanto hizo lugar al reclamo de horas extras, feriados y descansos semanales no gozados. Luna Hilbert también interpuso un recurso ante el fallo en segunda instancia. Argumentó que Baluma SA omitió presentar una liquidación alternativa al contestar la demanda.

Contenido publicitario