El ingeniero agrónomo Enrique Antía asumirá este jueves por tercera vez al frente del gobierno departamental. En su primera gestión enfrentó primero la crisis argentina de diciembre de 2001 y el crack bancario de nuestro país del año siguiente. Años de restricción y de estrechez económica. Antía regresó al quinto piso municipal luego de ganar las elecciones de mayo de 2015 cuando puso punto final a dos gestiones del Frente Amplio. En su tercera ocasión, Antía ganó por un histórico margen que le permitirá al Partido Nacional tener un amplio dominio en la Junta Departamental de Maldonado con veintiún ediles blancos. A pocas horas de asumir por tercera vez, Correo de Punta del Este mantuvo el siguiente diálogo con Enrique Antía.

-Tercera vez al frente de la Intendencia de Maldonado. En tu primera gestión sufriste la crisis argentina de diciembre de 2001 y el descalabro bancario del 2002. Regresaste luego de dos gestiones del Frente Amplio. Ahora asumirás el gobierno en medio de la pandemia. ¿Cuáles son tus expectativas para esta nueva ocasión?
-A mí siempre me tocan los caminos en repecho. Estoy entrenado para esto. Por lo visto, el camino en repecho estará por delante. Este segundo gobierno encaré la gestión con la pesada mochila del endeudamiento. Fue muy difícil. Ahora empezamos en medio de la pandemia con la incertidumbre que eso significa. Hay que trabajar, dirigir al equipo y enfrentar de la mejor forma todos los contratiempos que tengamos por delante.

-Se dice en el mundo que en épocas de bonanza llegan los gobiernos de izquierda para gastar todo lo que se pueda. Y más también. Y que en tiempos de crisis y de estrechez económica aparecen los gobiernos de derecha para arreglar las cuentas.
-Aclaro, primero, que no me siento de derecha. Soy un hombre muy solidario con la comunidad. Y si se mide por el tema de colaborar con la comunidad soy más de izquierda que la mayoría de los que se llenan la boca diciendo que son de izquierda.

-En medio de esta crisis, ¿puede ser que la ciudadanía haya visualizado en tu candidatura la mejor forma de ordenar la situación y de enfrentar la difícil coyuntura?
-Creo que sí. La gente, cuando llegan los momentos difíciles, busca certezas por eso creo que nos vieron a nosotros como buenos capitanes de tormenta. Si, mucho de ese respaldo que obtuvimos tiene esa explicación. Nos definieron como buenos capitanes de tormenta y por esta razón nos brindaron su apoyo en las urnas. Con un equipo preparado para enfrentar estos difíciles tiempos que vivimos.

-¿Cuáles son las expectativas, los desafíos para esta tercera gestión al frente de la Intendencia de Maldonado?
-Para empezar, tengo para aprovechar al gobierno nacional de mi partido. Lo que nunca tuve. Sin duda será un apoyo muy importante para llevar adelante una gran cantidad de proyectos que algunos están a media marcha pero que pueden pegar un cambio definitivo en los próximos años para el departamento de Maldonado.

– ¿Cuáles se destacarían?
-Empecé con una tarea ambiental de protección a nuestros recursos naturales. Hemos defendido a nuestra costa, lagunas y espacios públicos. En esto hemos avanzado muchísimo y este tercer período nos permitiría consolidar ese trabajo. Por otro lado, estoy muy entusiasmado en resolver el tema asentamientos y el tema de viviendas. Hay dos proyectos muy importantes. Por un lado, seguir resolviendo los asentamientos. La primera meta será la de sacar al Kennedy en este período. Por otro lado, seguir adelante con la venta de terrenos con servicios subsidiados para que jóvenes de Maldonado puedan acceder a su vivienda y construir su futuro. Si lo concretamos bien en este período será un gran logro para Maldonado.

– ¿Hay otras metas?
-Tengo mucho optimismo por la imagen que Maldonado ha dado a nivel país. Lo que, unido a la muy buena imagen que está dando el país en el exterior, permitirá en los próximos años consolidar un salto de calidad y de cantidad para el departamento de Maldonado. Algo que es perfectamente posible porque veo al departamento, una vez que llegue la vacuna, subir dos escalones o tres. Esto representará más y mejor trabajo para nuestra gente.

-Uno de los desafíos más importante, si no el más importante, es que en algunas semanas más tendremos el primer verano sin argentinos. Los más veteranos dicen que el cierre de Perón fue complicado, pero nada que se parezca a esto. Es un verano distinto.
-Igual pienso que va a venir muchísima gente porque Maldonado es un distinto muy seguro en materia sanitaria –hay casi una nula circulación del virus-. Por eso entiendo que muchísimos uruguayos y algunos extranjeros estarán en la zona. En este último caso, son extranjeros propietarios de empresas en la zona que, por la buena calidad de vida de Maldonado permanecerán más tiempo en nuestra zona. No va a ser lo mismo, pero algo de verano va a haber.

-El viernes que viene le estarás presentando al presidente una serie de propuestas para permitir el ingreso de propietarios extranjeros.
-Estamos trabajando en una línea que tiene que ver con eso de las perillas que el gobierno emplea para enfrentar a la pandemia. Vamos a tirar una idea con soluciones que conforman una idea que hemos venido trabajando con instituciones de la zona. En este sentido, vamos a solicitar una reunión con el presidente Lacalle para la primera semana de diciembre. Queremos reunirnos con el presidente, con el secretario general y con los ministros.

-Aseguran que Argentina estará vacunando en enero. Sin ser un experto, uno podría pensar que bien se podría permitir ingresar al territorio a todos aquellos que fueron inoculados y que lograron la inmunidad.
-Vamos a ver qué pasa. Sobre este tema prefiero hablar poco. Primero hay que esperar a reunirse con el presidente y con su equipo. La noticia de las últimas horas es que van a vacunar en muchos países. Esa es una buena noticia. Espero que en seis meses la vacuna llegue a nuestro país. Eso nos permitiría regresar a la normalidad para la temporada siguiente y que podamos dejar atrás a este martirio. Mientras tanto hay que vivir todo esto y hay que pasarla lo mejor posible.

-Quizás el desafío más importante, antes de que estallara esto de la pandemia, era cómo enfrentar al déficit acumulado que enfrentan las cuentas de la Intendencia de Maldonado. ¿Cuándo se aplicará el fideicomiso?
-Vamos a plantear en el primer mes del gobierno el apoyo de la Junta Departamental para concretar ese fideicomiso. Es seguro que el fideicomiso será instrumentado en los primeros cinco meses del año próximo.

– ¿Cuáles serán las características del mismo?
-Nos permitirá sacar de arriba a todo el paquete de deuda de la Intendencia. Cuando entramos al gobierno hicimos una auditoría que confirmó una deuda de 93 millones de dólares más una fracción. El fideicomiso estará en esa plata. No tengo la cifra justa. Estimamos en quince años eliminar la deuda y permitir, con el presupuesto de la Intendencia, concretar las obras que el departamento necesita.

– ¿Qué te transmiten los inversores?
-Hay obras por todos lados. Y va a haber más obras porque hay muchos proyectos para concretarse. En este tiempo que no estoy en la Intendencia me presentaron tres o cuatro proyectos interesantes. Les dije que esperaran a que asuma. Antes no. Hay una clara intención de seguir invirtiendo en Maldonado. En toda la costa. Desde Piriápolis hasta José Ignacio. Son propuestas muy interesantes.

– ¿En medio de la pandemia?
-Si. Esto me da la pauta que una vez pasada la emergencia de la pandemia –vacuna mediante- Maldonado va a pegar un salto importante. La imagen del departamento en la región ha sido muy fuerte como un lugar seguro para invertir y para vivir. Muchos extranjeros, al principio obligados a quedarse por el Covid 19, pensaron que sería muy duro pasar un invierno. Por el contrario, se encontraron con un hermoso y amable lugar, de lo mejor para vivir en estos tiempos. Esto no solo por Maldonado sino también por la fuerte imagen que transmite el gobierno nacional para promover la radicación de extranjeros y para desarrollar inversiones.

– ¿Cómo será la gobernanza de la Intendencia?
-Vamos a hacer un control aún más estricto de la gestión municipal. En todos los ámbitos. El área de auditoría y de control de gestión presupuestal dependerá directamente de mí. Vamos a ajustar los procedimientos de toda la Intendencia para ser más eficientes porque no nos conformamos con lo que hicimos. Queremos avanzar en este tema. Hay que garantizar el repago del fideicomiso y el futuro del departamento.

-Para esto la intendencia deberá cerrar sin déficit todos los ejercicios de ahora en más.
-Hay que pagar entre deuda e intereses unos diez millones dólares anuales.


Desalinizadora

Antía reveló que días atrás mantuvo una reunión con Álvaro Garcé, el actual director de inteligencia y estrategia de Estado. Uno de los temas tratados en ese encuentro fue la propuesta israelí de instalar una planta potabilizadora de agua en Piedras del Chileno. Esta propuesta fue elevada en esta gestión por Antía al gobierno del entonces presidente Tabaré Vázquez. Ahora fue motivo de análisis de Antía y de Garcé, en el mencionado encuentro de trabajo. La propuesta es viable económicamente. “Ahora esta propuesta es analizada por el gobierno nacional para aplicarla en otros puntos del territorio nacional donde las prioridades son mayores. La semana pasada esto lo traté con Garcé y este tema está ahora en la órbita de la inteligencia del estado donde una de las prioridades de Uruguay es asegurar las fuentes de agua potable”, explicó Antía. “Uruguay cuenta con el abundante recurso que necesita una planta desalinizadora que es la energía. Los números que tenemos son auspiciosos”, indicó.

Contenido publicitario