camara

Funcionarios de la Dirección Nacional de Policía de Tránsito comenzaron ayer a utilizar cámaras portátiles en sus uniformes en una experiencia piloto que tendrá una duración de 6 meses. Se trata de un proyecto en conjunto llevado adelante por la Subsecretaría del Ministerio del Interior con el Instituto de Criminología de la Universidad de Cambridge. Se busca “realizar un ensayo experimental aleatorio sobre su impacto en diversos aspectos”, informó el Ministerio del Interior.

Se utilizarán 50 cámaras que registrarán la interacción entre la policía y los conductores en los controles de ruta que se realizan en los departamentos de Río Negro, Soriano, Colonia, San José, Montevideo, Canelones, Rocha y Maldonado. El funcionario prenderá la cámara cuando detenga a un vehículo y la apagará cuanto éste se retire.

Una vez que el policía termina su horario laboral dejará la cámara en otro dispositivo que automáticamente enviará las imágenes a un servidor del Ministerio del Interior. Las mismas permanecerán allí durante 60 días. En caso de que algunas imágenes sirvan como evidencia se guardarán por 5 años. Los funcionarios que utilizan las cámaras no podrán manipular, editar, ni borrar las imágenes que se graban.

Evidencia filmada

El ministerio informó que la experiencia busca, entre otras cosas, contribuir a disminuir los niveles de conflicto entre la Policía y la ciudadanía, que las imágenes sirvan de garantía y prueba en caso de que se necesite y mejorar los niveles de transparencia.

Las cámaras fueron diseñadas por una empresa inglesa, Reveal Media, creadas específicamente para el trabajo policial. “Son fuertes, resistentes a golpes y a caídas, a prueba de agua y a prueba de polvo, son sumergibles y son bastantes simples en su manipulación para no interferir en el trabajo de la policía”, explicó a UNICOM María Emilia Firpo de la Subsecretaría del Ministerio del Interior.

Por su parte el director de la Dirección Nacional de Policía de Tránsito Crio. Mayor Osvaldo Molinari dijo a UNICOM que este equipamiento va a favorecer la labor diaria. Asimismo agregó que es un respaldo para la labor del policía al tiempo que brinda garantías al ciudadano. Molinari expresó que de aquí en más si un conductor tiene un reclamo del accionar policial se tendrá una evidencia de que fue lo que pasó (en caso de que el hecho ocurra en las zonas donde se encontrarán las cámaras).

Contenido publicitario