Escopeta en mano un peligroso delincuente cometió una rapiña; ya fue detenido y condenado

El hecho sucedió en horas de la madrugada del domingo en la avenida Wilson Ferreira Aldunate

Federico Rafael Núñez Pereira, de 27 años, fue condenado como autor penalmente responsable de un delito de Receptación, un delito de Rapiña Agravada, un delito de Porte y Tenencia de arma de fuego en lugares públicos en concurso formal con un delito de porte de arma de fuego por reincidente, un delito de tráfico interno de arma de fuego, en régimen de reiteración real, a la pena de cuatro años y seis meses de penitenciaría, con descuento de la detención sufrida.
El hecho sucedió el pasado domingo en horas de la madrugada cuando Núñez Pereira, escopeta en mano, amenazó a un hombre que caminaba por la avenida Wilson Ferreira Aldunate para robarle el celular.
Momentos más tarde, mientras personal de Investigaciones II recorría Cerro Pelado, lograron ver que un sujeto con las características del autor de la rapiña se desplazaba por la calle India Muerta. De nada le sirvió al rapiñero acelerar la marcha porque fue detenido a poca distancia.
Realizada una inspección ocular en el lugar, se encontró cerca de un contenedor un arma de fuego tipo escopeta, que figuraba hurtada desde el 16 de febrero del 2020, de una casa en Maldonado.
Núñez tiene antecedentes por reiterados delitos de violencia privada, un delito de violación de domicilio y dos delitos de rapiña especialmente agravados por la penetración domiciliaria y el uso de arma una de ellas en grado de tentativa, todos en régimen de reiteración real.

Lesiones personales
Por otra parte, también en la madrugada del domingo, fue solicitada la presencia policial en la calle Cerro Salamanca, en el Cerro Pelado donde tenía lugar un problema familiar.
Al arribo del personal policial fueron informados que un hombre de iniciales R.D.F.V. de 31 años, había agredido a un familiar, que los dos habían resultado lesionados y que el agresor se encontraba en avanzado estado de ebriedad.
Acto seguido R.D.F.V. salió de la casa y agredió físicamente a uno de los efectivos. Obviamente fue detenido y derivado en primera instancia a un centro asistencial y luego a la comisaría.
Finalizada la instancia judicial en el Juzgado Penal de 11º Turno fue dispuesta su condena como autor penalmente responsable de la comisión de un delito de Lesiones Personales la pena de seis meses de prisión a cumplirse bajo el régimen de libertad a prueba.