La escritora Mercedes Vigil, que hace un tiempo fue vilipendiada por expresarse negativamente sobre la figura de Daniel Viglietti -dijo que el artista fue un sujeto “nefasto” para el país- volvió a ser objeto de repudio, esta vez en la ciudad de Piriápolis. Si bien el caso tuvo lugar hace diez días, durante la Feria del Libro del balneario, solo ayer tomó estado público, cuando FM Gente levantó una nota que había aparecido en el semanario La Prensa, una publicación de la zona oeste del departamento.
Según ese semanario, Vigil “fue censurada y excluida de la 3ª edición de la Fiesta del Libro que se realizó del 30 de noviembre al 3 de diciembre en Piriápolis”. Si bien la publicación consideró que Vigil es “de las principales exponentes contemporáneas de la cultura uruguaya”, cosa ampliamente negada en muchos ámbitos, el caso es que estaba invitada a participar de la feria por una Mesa Social, la organizadora de la feria, para presentar su nuevo libro “Palabra de inglés”, sobre la vida de Samuel Lafone. Eso tendría lugar el pasado sábado 2 a la hora 15:00 en el salón La Fontana del Argentino Hotel. Sin embargo, “desde la propia Mesa Social, 48 horas antes de la inauguración, llegó el verticalazo y la bajaron de la grilla”, dijo el semanario.

“Arbitraria”
El viernes 24 de noviembre, la participación de Vigil fue anunciada en la portada de La Prensa. No obstante, el martes 28, dos días antes de la inauguración de la feria, una integrante de la Mesa Social, “en tono notoriamente hostil”, llamó a la redacción para preguntar “de donde habíamos sacado que Vigil iba a estar en la Fiesta del Libro porque la grilla estaba armada y no había lugar para ella”. Agregó que “la grilla la arma fulana de tal y Vigil no tiene lugar”, sentenció la representante de la Mesa Social.
El responsable del semanario, Gerardo Debali, se comunicó nuevamente con la escritora para trasmitirle “la violenta, intolerante y arbitraria decisión”, que Vigil entendió y comprendió inmediatamente.
“Por el respeto y consideración que nos merece la gente que trabaja denodadamente” para llevar adelante la Feria del Libro, “preferimos no hacer público el escándalo que coarta la libertad de expresión y que mancha la reputación de la Mesa Social que, con esta actitud, pierde toda credibilidad poniendo un manto de duda sobre si realmente es mesa social o política”, dijo entonces La Prensa.
El semanario contó que después de cancelada la presentación de la escritora, otra mujer que suele movilizarse contra de todo tipo de violencia hacia el género femenino, se comunicó con Debali para “pedir confirmación acerca de si Vigil participaría o no en la Fiesta del Libro, porque, en caso afirmativo, ella y un grupo de intelectuales de Piriápolis pondrían en marcha un boicot a la escritora”.
Cuando se le preguntaron las razones para organizar el tal boicot, la mujer respondió: “La señora Mercedes Vigil es sumamente cuestionada por su arrogancia y desprecio para sus semejantes entre los que me incluyo. Tuvo una muy lamentable presentación de uno de sus libros en la Fiesta del Libro del año pasado, por lo tanto muchos intelectuales y escritores de mi conocimiento estarían dispuestos a no venir de saber que la Señora estará presente”.
En el año 2010, la Intendencia de Montevideo declaró Ciudadana Ilustre a la escritora. En 2016 fue declarada “Visitante Ilustre” de Piriápolis por el Municipio local y por la Asociación de Fomento y Turismo de ese balneario. Tras sus polémicas declaraciones sobre Viglietti, militantes de extrema izquierda iniciaron campañas a través del sito de Internet Change.org para que se le retiraran esos galardones.

Contenido publicitario

1 COMENTARIO

  1. ¡Ni que Viglietti fuera el General José Artigas! Es decir, que para un minúsculo grupo de salvajes izquierdistas (¡cuándo no estos nazis disimulando la esvástica hitleriana con la hoz y el martillo!) ES OBLIGATORIO GUSTAR de Viglietti.
    Pigmeos de izquierda: A MI NO ME GUSTA VIGLIETTI, ES MÁS, LO DETESTO, pero como es mi gusto y opinión personal, RESPETO a quienes gustan de él y lo admiran.
    Así funcionan las cosas en un país civilizado y democrático como la República Oriental del Uruguay. Pero para vuestra suerte, intolerantes izquierdistas, NI SIQUIERA ESTÁN OBLIGADOS a vivir civilizadamente y en democracia, pueden emigrar a VENEZUELA o CUBA… Claro ahí no van a gozar de tantas libertades ni derechos humanos como hipócritamente reclaman.
    Felicitaciones a Mercedes Vigil, gran escritora y sobre todo gran Señora. Acabo de comprar su libro “Palabra de Inglés” y lo estoy leyendo con suma satisfacción como los otros de su autoría.
    Gracias al Correo de Punta del Este por dejar expresarme y mi más cálidos deseos de felicidad para las Fiestas que se avecinan.

Comments are closed.