” Espacios públicos. Otra política social”, por José Luis Rapetti Tassano

Siempre que se habla de políticas sociales la imaginación vuela hacia la asistencia económica a la parte más vulnerable de la población. Y ciertamente esa es una política social destacable que desde decenas de años, ya en el Siglo pasado, nuestro País instrumentó a través de las Asignaciones Familiares, las pensiones y demás de esa naturaleza. Hemos señalado también las políticas sociales en el fomento y ayuda a la construcción de viviendas para realojar las familias de los asentamientos irregulares, como se ha dado en Maldonado llevado adelante por el Gobierno Departamental. Hoy el concepto de “políticas sociales” lo debemos considerar en un sentido más amplio que el tradicional del denominado “asistencialismo”, que es una política social cuyas luces y sombras se controvierte a menudo. Es que la complejidad de las tramas de una Sociedad de estos tiempos del Siglo XXI y lo que se prevé casi en lo inmediato, requiere una profundización de los estudios de la realidad que vive y que pronto vivirá nuestra Sociedad. Hay necesidades actuales que repercutirán mañana en nuestra gente. Y esa necesidad no es precisamente de una clase social, de ciertas condiciones culturales o de edades determinadas de la población, es un fenómeno colectivo y generalizado en la población.

¿POR QUÉ ESPACIOS PÚBLICOS?
La conformación urbana de la vida social actual, está en una etapa de crecimiento casi explosivo en la mayor parte de los países del Mundo, encontrándonos con ciudades cada más grandes y superpobladas. Eso nos lleva a tener un encare diferente de muchas de las formas de relacionarse las personas en una Comunidad. Hay entretenimientos nuevos, hay otros que se sobredimensionan respecto a lo que eran anteriormente. Nuevas tecnologías inciden en todo el desarrollo de las actividades sociales, sean masivas o no. No se trata de encontrar un parecido a la situación que casi un siglo atrás describió Ortega y Gasset en sus artículos que desembocaron en su famoso libro La Rebelión de las Masas, pero no deja de tener un vínculo que es la explosión hacia adentro de la vida urbana. A diferencia de lo expresado por Ortega y Gasset, que la irrupción “de la masa” provenía de zonas más alejadas como de los campos o de barrios muy periféricos, aquí la irrupción se nos aparece como netamente urbana, salen de sus casas y especialmente de los edificios de apartamentos, de esos complejos de viviendas llenos de bloques apretujados por falta de espacio, “de aire y de sol”.
El espacio público es entonces el lugar donde encontrar el solaz, el momento de esparcimiento, de encuentro social y hasta familiar. El espacio público es por tanto para el disfrute individual como el colectivo. La vida agitada de los que trabajan y estudian hombres y mujeres, los ambientes reducidos de sus viviendas y lugares de trabajo, llevan a buscar ese espacio físico que ayude a ampliar el ámbito vital de cada individuo, como un complemento amigable de su casa. Tener presente esas situaciones y las aspiraciones de los vecinos, que son los ciudadanos a los que todo Gobierno se debe, demuestra la sensibilidad humana y política del gobernante.

LAS PLAZAS, LOS PARQUES
Esos lugares necesarios en las grandes urbanizaciones, comúnmente son los parques y plazas públicas, entre otros acondicionamientos de las ciudades y sus adyacencias. Así es que los espacios destinados a la Comunidad no deben ser invadidos, porque eso significa una apropiación indebida de un patrimonio que priva a los demás integrantes de esa Sociedad de su uso y disfrute. Creemos que brindar a la población esos lugares de esparcimiento constituye una de las mejores y nuevas políticas sociales. Así como el disfrute y el aprovechamiento de los bienes y recursos del Planeta pertenecen a todos sus habitantes, tanto a las generaciones presentes como a las futuras empleando un desarrollo sostenible, tal como se recomienda en Resoluciones de las Naciones Unidas, en nuestros centros poblados también debemos procurar que los espacios reservados para la comunidad estén en condiciones de servir para esparcimiento y disfrute de una vida sana que posibiliten esos espacios públicos con aire libre y sol.

EN MALDONADO
Es bueno ver estas políticas sociales en el Departamento de Maldonado que su actual Gobierno encabezado por el Intendente Enrique Antía ha realizado. Veamos las Playas; allí pueden apreciarse, obras de mejoramiento en accesos comunes, así como los especiales para las personas con dificultades de desplazamiento y en función de las políticas inclusivas, con la debida higiene y seguridad en todas las Playas de nuestra faja costera Departamental. Repasemos someramente algunos espacios públicos recuperados, ampliados y en algunos casos creados por la actual Administración del Ingeniero Agrónomo Enrique Antía, con la participación desde la Dirección Gral. de Obras de Jesús Bentancurt y el equipo de la Intendencia: 1) en Maldonado- Punta del Este, Parques recuperados: El Jagüel; el Mancebo; el Indígena. Parques nuevos: Pueblo Gaucho, y El Placer (en construcción). Plazas renovadas y con mantenimiento: México, Roma, España, República del Paraguay, de Artigas llamada popularmente de los Artesanos; Torre del Vigía refacción y acondicionamiento de la emblemática Torre. 2) en Pan de Azúcar y Zona Oeste, su Plaza a nuevo, mejoramiento y accesos del Parque Zorrilla de San Martín, el parque del Abrazo del Solís, mantenimientos en Piriápolis y Punta Fría. 3) Aigua, con la adquisición de un predio para parque de la ciudad porque el que había era arrendado a un particular, parque de las Grutas de La Salamanca, y la ambientación de la parte edilicia con su historia al refaccionar y embellecer las fachadas de sus casonas tradicionales. 4) Garzón- Faro de José Ignacio, con ingresos parquizados desde el camino del Arco del Sol y del Camino de Izcua, así como el ingreso remodelado, ampliado y enjardinado al Faro de José Ignacio. 5) San Carlos, con nueva Rambla, con espacio de rememoración histórica donde se realizó la Batalla el 29 de octubre de 1806 en las Invasiones Inglesas derrotando a las tropas británicas. Esas y varias obras más de acondicionamiento, demuestran la preocupación gubernamental por llevar adelante esas políticas sociales que deben reconocerse como tales, que actualmente son de gran importancia para la vida y felicidad de la gente en las grandes y complejas urbanizaciones. Es también mirar la escena con perspectivas de futuro.

Contenido publicitario