jaguar

A última hora del miércoles, y después de que trascendieran varios comunicados contradictorios de diversas fuentes, la Jefatura de Policía de Maldonado confirmó que en la zona de Sauce de Portezuelo había sido visto un felino de gran tamaño que tendría características similares a las de un jaguar.

Confirmado el dato, la Policía solicitó el apoyo del Comité Departamental de Emergencias del departamento y de la Comisión Nacional de Bienestar Animal para dar captura al animal con dardos tranquilizantes.

La noticia había sido lanzada originalmente por FM Gente. En principio se aseguraba que el animal se habría escapado de la reserva de fauna de Pan de Azúcar, pero el alcalde Mario Invernizzi dijo que ese dato no era cierto. La reserva no tenía un jaguar desaparecido. Por lo demás, luego trascendió que solo una persona dijo haber visto al presunto jaguar.

Carlos Fontes, coordinador del Centro Coordinador de Emergencias Departamentales (Cecoed), dijo que sólo hubo una observación directa hasta el momento; una mujer describió al animal y cuando se le mostró una foto de un jaguar indicó que era del mismo tipo. En tanto, otro vecino dijo a la radio que vio a un “gato montés pero más grande”.

Incredulidad

Sin embargo, los especialistas se muestran escépticos ante la noticia. El biólogo Ramiro Pereira dijo ayer a Montevideo Portal que es imposible que el felino avistado en Maldonado sea un jaguar, a no ser que haya sido traído ilegalmente como mascota, lo que es muy improbable. La última vez que se vio un jaguar en estado salvaje en el país fue en 1901, aseguró.

Pereira, colaborador del Museo de Historia Natural, dijo a Montevideo Portal que no hay forma de que el animal avistado sea un jaguar a menos que alguien lo hubiera traído a la zona de forma ilegal. “No está permitido tener jaguares como mascotas o en colecciones privadas en Uruguay, y de otra forma no podría llegar a Portezuelo desde el norte argentino o Brasil sin haber sido visto antes”, señaló.

“El último jaguar registrado en Uruguay es de 1901, y al sur del Río Negro aún más, desde el siglo XIX”, agregó. A su juicio, sí podría haber un gato montés o un margay; éste último animal ha sido avistado en el Cerro del Toro en alguna oportunidad, indicó. El margay tiene una piel parecida a la del leopardo, pero su tamaño es mucho menor; incluso es más chico que el gato montés. “Puede que la mujer que lo viera se haya asustado y haya magnificado el tamaño, sobre todo después de ocurrido”, estimó.

 

El jaguar en Uruguay

El jaguar o Panthera onca fue un animal muy abundante en el país y zonas linderas hasta los comienzos del siglo XIX. Nos obstante, la especie fue sistemáticamente perseguida desde finales del siglo XVIII a causa de los problemas que generaba en la ganadería y en las poblaciones. La última aparición documentada de un jaguar data del año 1901, en la frontera con Brasil, dijo Ramiro Pereira.

Para esas épocas, el animal solo subsistía en los departamentos del norte y del este, en las zonas de bañados. Se han detectado siete notas periodísticas que mencionaron la presencia de “tigres” en el territorio nacional. Tres fueron encontrados en el sur y suroeste: uno en 1877, en el Departamento de Colonia; otro en las inmediaciones de Maldonado en 1887; y el tercero, en 1896 cerca de Las Piedras. El último jaguar uruguayo que registra la historia fue cazado en 1901 en el Departamento de Cerro Largo, donde atacó y mató a un hombre.

Contenido publicitario