IMM5

En base a testimonios que le hicieron llegar comerciantes del departamento, visitados por desconocidos que se hicieron pasar por empleados comunales y les solicitaron dinero para “agilizar trámites”, la IDM realizó este lunes una denuncia ante la Dirección de Investigaciones. Según informó, los desconocidos piden dinero para regularizar situaciones vinculadas a la habilitación higiénica que deben tener todos los comercios. Hubo varios damnificados que llegaron a pagar 10.000 pesos a través de las redes de pago.
La denuncia fue presentada por el director general de Higiene, Jorge Píriz. Más tarde, otras víctimas de la estafa se presentaron a denunciar. FM Gente informó ayer que estos testigos aportaron un número de celular que pertenecería a quien llevaba adelante la maniobra, además de la identidad de un hombre que solicitaba dinero.
Jorge Píriz manifestó ayer a la emisora que ya se apunta a investigar si alguna “información interna” de la comuna fue traspasada a los estafadores y dijo que se iniciará una investigación administrativa. Los datos que poseían los estafadores no estaban a disposición del público.

Píriz afirmó que no se conoce aún el número exacto de las personas perjudicadas con la estafa. “Sabemos que hay más casos. Ayer, en un rato que estuvimos en la comisaría, aparecieron dos más. Yo fui con uno de los damnificados a hacer la denuncia”, señaló.
Asimismo, estimó necesario “alertar a la población” sobre este nuevo “cuento del tío. Llaman por teléfono, le dicen que le agilitan los trámites, que si tiene algún problema se lo van a solucionar. Le hacen depositar en Abitab determinado dinero y, en realidad, es todo una estafa. En algún caso me invocaron a mí y en otro a la Dirección de Higiene de la Intendencia. Y siempre el trámite está relacionado con la habilitación higiénica”, explicó.

Probables infidencias
El jerarca aseguró que no hay forma de acceder a la información que manejan los estafadores a través de la página web de la comuna. “Y a todos los que llamaron sabían que tenían algún problema con la habilitación o con algún trámite. Eso es parte de lo que se va a investigar”, indicó.
“Por ahora no sabemos por dónde pudo filtrarse esa información. Las deudas están ligadas con el correlativo de la habilitación de cada comercio”, añadió.
Píriz informó que el tema salió a luz porque se lo informaron “amigos de los damnificados”. “Me llamaron para ver qué estaba pasando y por qué se estaba cobrando de esta manera. En uno de los casos, la persona me invocó directamente a mí. Fui hasta el lugar y junto con la persona damnificada fuimos a la seccional. Yo hice la denuncia por parte de la Intendencia y él la suya”, indicó.
“En varios de los casos, coincidía el nombre y la cédula de la persona a la que se le hacía el giro. Yo no la conozco. Aparentemente es una persona de Solymar. Y quien está haciendo las llamadas, no sabemos quién es”, explicó. Dijo que hubo quien pagó 10 mil pesos, pero se desconoce cuando empezó la estafa y cuál es su dimensión. “Precisamos que los damnificados hagan la denuncia y aporten datos. Hoy me voy a reunir con la directora de Asuntos Legales, Dra. Adriana Graziuso, y vamos a analizar toda la situación”, añadió.

Contenido publicitario