Este lunes, a las 14 horas, se realizará una marcha contra la contaminación electromagnética para exigir la no instalación de la tecnología 5G en Uruguay. A las 14 se hará una concentración en la explanada de la Intendencia para luego marchar hacia ANTEL donde se leerá una proclama. Los organizadores exhortan a los que concurran llevar tapabocas y mantener la distancia recomendada.
Los organizadores de la actividad también enviaron una carta que fue enviada al presidente de la República, Dr. Luis Lacalle a Pou, al señor Ministro de Salud Pública, Dr. Daniel Salinas, al señor Ministro de Industria, Energía y Minería Ing. Omar Paganini y al presidente de ANTEL, Ing. Daniel Gurméndez que señala que el Decreto Nº 53/014 de 28 de febrero de 2014 fijó “limites para la exposición humana” a los campos electromagnéticos invocando el “principio precautorio” definido por las Naciones Unidas en el marco de los Derechos Humanos. Refiere específicamente a “los procesos fisiológicos en el cuerpo” y alcanza a “toda exposición a los Campos Electromagnéticos” fijando “límites superiores para proteger contra respuestas fisiológicas adversas”, mencionando a las radiaciones “que no tienen energía suficiente para ionizar la materia”.
La misiva continúa explicando que los criterios de la ICRIRP (Comisión Internacional de Protección Contra las radiaciones No Ionizantes) fijó tablas de valores de una Norma del año 1998, que solo considera “el efecto térmico” promedio sobre el ser humano en un período de seis minutos. Y continúa: “Cumpliendo lo previsto en el Artículo 9 de ese Decreto, vengo a reclamar la oportunidad de ser escuchado como parte involucrada. Y digo: Los descubrimientos de Hameroff, Penrose, y las frecuencias “electromagnéticas” del intercambio celular entre 1,25 a 3,85 GHz del Dr. Fritz Albert Popp datan de 1970. En 2006 en la ciencia se dio el nombre de “neurología cuántica” a estos estudios. Que el ICRIRP no lo haya considerado (hasta hoy) no significa que ese conocimiento no exista. La gama de frecuencias
5G propuesta comercialmente abarca en rigor mucho de esa gama (1,71 a 3,7 GHz). En 1998 había documentos de expertos médicos (científicos, comprobados por pares) que señalaban omisiones graves e importantes de los efectos biológicos de esa Norma, que en algún caso superan en siete millones de veces el umbral de daño celular al ser humano.

Imprudencia
La carta continúa y señala que “en la Bioiniciativa 2007 se señaló repetidamente la evidencia de que el daño genético estaba superando en varias formas lo prudente en mil veces, apuntando a su importante costo humano, social, y económico. En 2012 se agregaron numerosas opiniones científicas producto de estudios controlados, y el impreso (1557 páginas) está abierto al público.
En un artículo de 2013, el Prof. Emérito Martin Pall (Washington State University) señalaba que en ocho series de estudios controlados por pares la Norma ICRIRP había fallado las ocho veces en el efecto preventivo que invocara. En la ciencia, eso demuestra que su fundamento (“efecto térmico promedio”) es falso por la razón que sea, y que debe ser descartado como criterio científico. En ese momento (hace siete años, y con anterioridad al Decreto) 58 expertos, en 247 documentos previos, coincidían en la imperiosa necesidad de fijar Normas en función del riesgo biológico abandonando el criterio térmico, clamor que ha permanecido creciendo en todo el mundo. Y a ese momento se señalaba en la literatura médica nueve graves formas de efectos biológicos posibles o probados en forma experimental. La afectación contrastada de la fertilidad, o del intelecto, de los estados emocionales, y el daño desde lo celular y hormonal a los fetos, niños, y adultos (cancerígenos, Alzheimer, Parkinson) sugieren su urgencia”.

Abundante material
En otro párrafo de la misma se menciona ·el exterminio de insectos, la muerte masiva de aves, de algo parecen alertarnos como especie, y varios Gobiernos (en otros países) se han avenido a evaluarlo.
“Como elemento de juicio adicional, recuerdo que en el rango de frecuencias y tecnología 5G, pueden emplearse algunas cercanas o de similar efecto de daños que el armamento ADS (Active Denial System) existente (cuyo disparo por algo se limita a 3 segundos a 500 metros de distancia), o de las armas EMW (Electro Magnetic Weapons) que deberían ser expresamente no habilitadas, si es que esos efectos estuvieran estudiados. Como el efecto biológico potencial de frecuencias entre 24 a 86 GHz (“sub-milimétricas”). Me permio sugerir que la prudencia originalmente invocada, cuenta a esta fecha con abundante material internacional que posibilita un análisis científico mucho más serio y profundo que el entonces logrado, y que hay nuevas formas de exposición sin investigación adecuada. Apelo a que sea encarado con inmediatez por su relevancia. ¿La mayor velocidad y la disminución del tiempo de latencia (¿progreso?) compensan acaso los riesgos severos o extendidos (y su costo) de vidas o salud ciudadanas?. 
En razón de la gravedad de lo expuesto, vengo a solicitar que se suspenda todo progreso en la instalación de esta tecnología, cuyos costos individuales, sociales, económicos, y en términos de salud puede ser enorme (en un momento de limitaciones y adversidades) y que este tema sea evaluado en su debida profundidad con amplio conocimiento por el público de los compromisos y riesgos que se adopten en el ejercicio democrático del Poder Político. La amenaza que me ocupa es a la vida y la salud de nuestros ciudadanos. Solicito asimismo, que esta carta sea publicada en la página web de esa Presidencia”. La carta está firmada por Winston J. Puñales.

 

Antenas 5G

Las antenas de red 5G y los posibles efectos que pueden tener sobre el medioambiente y la salud están en debate nuevamente. Días atrás en Inglaterra, manifestantes incendiaron algunas de estas antenas en forma de protesta, argumentando que estas tecnologías tenían algo que ver con la propagación del coronavirus. Información que fue desmentida por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Estas antenas, al igual que las de redes 2G, 3G y 4G transmiten señales a los dispositivos móviles mediante ondas de radio. La diferencia que tienen estas antenas con las de las tecnologías anteriores es que las ondas de frecuencia son más altas, y esto permite que la velocidad de acceso a internet sea mayor.

2 COMENTARIOS

  1. UNIDOS EL PUEBLO JAMÁS SERÁ VENCIDO!!….SOMOS MAYORÍA….HABLEMOS MAS FUERTE CO N NUESTRA SOLA PRESENCIA!!!

  2. Es totalmente una mentira que la tecnología 5 G es perjudicial para la salud. ( No está comprobado) Es toda una conspiración de EEUU para intentar retrasar el adelanto de China que tiene en esta tecnología de 2 años. En el mundo existe una gerra tecnogica justa mente por la tecnología 5 G y EEUU va perdiendo y utiliza todas las artimañas posibles para ganar tiempo y alcanzar a China. Esa tecnología ya llegó , es un gran salto tecnológico con mucha más velocidad en internet y seríamos unos estúpidos negarnos a ella ya la están instalando en varios países y va a revolucionar en los medios de comunicación . No está comprobado esperientalmen te que hace daño a la salud es todo humo.

DEJA UNA RESPUESTA

Escriba su comentario
Ingrese su nombre