El Intendente Jesús Bentancur afirmó en las últimas horas que ve con buenos ojos que el Poder Ejecutivo esté “en la cancha” atendiendo una situación que preocupa a los departamentos turísticos como lo es el ingreso de los residentes que no cumplen con las medidas sanitarias, así como la realización de fiestas no autorizadas. Días atrás, en el transcurso de una reunión del Centro Coordinador de Emergencias, el jefe comunal ya había hablado del tema y pedido celeridad al gobierno nacional en la aplicación de medidas más estrictas.Este miércoles se llevó a cabo una reunión de la que participaron el intendente Bentancur, los ministros del Interior, Jorge Larrañaga y de Salud, Daniel Salinas, así como con los jefes comunales electos de Canelones, Yamandú Orsi, de Montevideo Carolina Cosse y de Maldonado Enrique Antía.
Durante la misma, Bentancur volvió a mostrar su preocupación por el ingreso, en la próxima temporada, de uruguayos y residentes que viven en el exterior. En ese sentido, dijo que se analizan sanciones duras, como por ejemplo suspender el ingreso al país por seis u ocho meses a quienes no respeten la cuarentena.
Por otra parte, y ante un fin de semana largo, en el que seguramente se organicen fiestas clandestinas advirtió que se podrá llegar a confiscar los equipos de sonido que se utilicen con tales fines. Se está a la espera del protocolo que el gobierno trabaja en esta dirección.

Contenido publicitario