liceo5 (Copiar)

El sistema educativo volvió a captar en los últimos 10 años a 4.500 jóvenes, cifra que equivale a 10 % de la matrícula. Este grupo de estudiantes mejoró su desempeño académico según lo comprobado por las pruebas PISA, dijo el presidente de la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP), Wilson Netto. También se demostró que la distancia entre los puntajes de los mejores y peores alumnos se redujo entre la edición 2015 y la anterior.

Las pruebas académicas del Programa Internacional de Evaluación de Estudiantes, conocidas como PISA por sus siglas en inglés, es desarrollado periódicamente por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE). Sus datos del año pasado fueron publicados este martes 6 en todo el mundo. La prueba analiza las competencias de los jóvenes de 15 años en ciencias, lengua y matemáticas.

Netto celebró los resultados: “con 15 años, tenemos 85 % de los jóvenes estudiando; nos hemos propuesto que para 2020 todo menor de 17 años esté dentro de una propuesta educativa y seguiremos trabajando en ese sentido. En este tiempo hemos mejorado notoriamente, incorporando a 4.500 jóvenes”, indicó.

Añadió que en todas las edades hay más jóvenes estudiando, según confirman estudios estadísticos nacionales e internacionales. “Sin dudas que tenemos que evaluar rezago y repetición, pero también hay que ver que esta diversidad de propuestas han permitido que los más débiles han mejorado más y en forma sustantiva”, indicó.

Mejores resultados

En Uruguay, “una sociedad republicana e igualitaria como la nuestra, más allá del contexto socioeconómico o las propias dificultades del sistema educativo, reincorporó miles de estudiantes y, además, se superaron académicamente, lo cual es un logro destacado que las pruebas PISA demostraron en esta edición”, resumió Netto.

Según el informe de la organización, estos resultados muestran una mejora generalizada con respecto al ciclo 2012, sobre todo en ciencias y lengua, cuyos resultados fueron los más destacados desde que Uruguay participa en este proyecto internacional de evaluación.

Por ejemplo, en ciencias, la cantidad de alumnos con el desempeño menos exitoso se redujo a la mitad, varió de 29,2 % en 2012 a 12,4 % este año.

En lenguas, la diferencia de aptitudes con los estudiantes chilenos, el país con mejores aptitudes según PISA, no es significativa.

Además, los datos de la evaluación general 2015 indican que la diferencias de puntaje entre los mejores y peores alumnos es más estrecho que en la edición anterior.

Contenido publicitario